Viernes, 22 03 2019
2 - 3 min
Vivienda rural

Casi 60% de participantes de Mevir son mujeres

La mayor parte de los participantes que trabajan en las modalidades de construcción de Mevir son mujeres, mientras que la mano de obra femenina es casi el 30 % del valor de la vivienda.
Casi 60% de participantes de Mevir son mujeres Imagen 1

Actualmente son más de 2.200 participantes.  Sobre el total de horas de ayuda mutua cumplidas por los participantes, el 51 % son realizadas por mujeres, el 36% por varones y el resto es apoyo familiar.

De un total de más de 1.200 viviendas, en poco más del 20% de los hogares la jefatura es femenina, que suelen ser los hogares de menores ingresos dentro de un plan y también los que tienen la mayor cantidad de menores a cargo. Estos hogares monoparentales perciben ingresos en promedio de 13.000 pesos, mientras que en el total de hogares ese promedio asciende a más de 20.000 pesos; además esas familias incluyen más de dos niños, cuando el promedio general es de casi dos.

Mientras que el 93% de los varones participa en forma activa en el mercado laboral, solo el 50% de las mujeres presenta similar condición. Las mujeres se desempeñan principalmente en las tareas no remuneradas de cuidados dentro del hogar y en el servicio doméstico. En el caso de los varones, más de la mitad se dedica a actividades vinculadas a la agricultura, la ganadería, la granja, el tambo y la forestación”, indicó. Sólo un 11% de las mujeres están ocupadas en actividades vinculadas al medio rural, porcentaje que asciende al 54% en el caso de los varones.

A partir de este período de gobierno (2015-2020) se instrumentan acciones más específicas vinculadas con el tipo de contrato que firman las familias, con la meta de que accedan a la titularidad de la vivienda. Existen claúsulas específicas para brindar protección en situaciones de violencia doméstica o de mayor vulnerabilidad, momentos en los que se favorece la permanencia en la casa de la mujer y sus hijos.

“Hemos incorporado la vivienda de protección contra acciones de violencia doméstica o de género en pequeñas localidades”, sostuvo la presidenta de la institución, Cecilia Bianco.

En tal sentido, explicó que Mevir integra, junto con el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente y el Instituto Nacional de las Mujeres del Ministerio de Desarrollo Social, un programa que acoge de forma transitoria a las víctimas de violencia de género.  

Mevir inauguró hasta el momento más de 30.000 unidades, de las que 3.982 son productivas y están ubicadas en el área rural, más de 25.000 son viviendas nucleadas y 121 se encuentran en planta urbana, mientras que 734 refieren a otras construcciones, como policlínicas, destacamentos policiales o locales escolares y liceales.