Viernes, 01 03 2019
10 - 20 min
Diputados

La diputada sanducera Cecilia Bottino asumió la Presidencia de la Cámara de Diputados

En un hecho histórico, a partir de hoy, dos mujeres presiden las cámaras parlamentarias al unísono.
La diputada sanducera Cecilia Bottino asumió la Presidencia  ... Imagen 1

Además, Cecilia Bottino es la primera mujer del interior en desempeñar esa tarea.

A continuación se adjunta el discurso de la nueva Presidenta ante el Pleno y las barras repletas de público y la galería de fotos de la asunción. 

 "Muchas gracias a todos y a todas, quienes han venido a acompañarnos en este día tan especial para la democracia de nuestro país. Agradezco a las diputadas y diputados, por las palabras al fundamentar el voto, porque esta elección tiene un gran significado ya que soy la tercera Presidenta en la historia de esta casa y la tercera electa por mi sector político. Estos aspectos me enorgullecen y llenan de responsabilidad. Buscaremos estar a la altura de las circunstancias, enalteciendo nuestros valores e ideas y procurando el bien común.

Se agradece la presencia de autoridades nacionales y miembros del Cuerpo Diplomático.

Agradezco y saludo la presencia del PITCNT y de otras organizaciones que luchan por la defensa de sus derechos.

Quiero agradecer también la compañía de toda la gente de Paysandú que llegó hasta aquí, de todos los pueblos, en especial a nuestro Intendente Guillermo Caraballo y a los directores de nuestra Intendencia, al Presidente de la Junta Departamental de Paysandú compañero Daniel Gallardo y ediles, al Presidente del Frente Amplio Departamental compañero Álvaro Guigou, al Sr. Jefe de Policía de Paysandú Comisario General (r) Luis Mendoza, a los ex diputados del departamento, representantes de los organismos nacionales en Paysandú, organizaciones sociales, sindicales y empresariales.

Al compañero Intendente de Rocha Aníbal Pereyra, al Presidente del Frente Amplio Nacional compañero Javier Miranda, a las compañeras que supieron Presidir esta Cámara Nora Castro e Ivonne Passada. También saludo especialmente a la compañera Carolina Cosse.

Imposible no tener presente en este momento a mis compañeras y compañeros, los del Frente Amplio, los del Espacio 609, los del Movimiento de Participación Popular, colectivo de los que orgullosamente formo parte.

Soy una militante que asume tareas que solo puede construir en conjunto por eso voy a agradecer también a mi equipo, que día a día trabajamos juntos, los del despacho acá en Montevideo y los del despacho en Paysandú.

Representar a mi querido Paysandú en este recinto es una labor que hemos venido haciendo con entusiasmo, dedicación y compromiso. Ahora, más que nunca, estas características marcarán nuestro accionar. Mantener los vínculos con los afectos, con los compañeros y compañeras de mi departamento ha sido una característica de mi trayectoria personal. Soy de Paysandú, reivindico a mi departamento y su gente, mantengo en mi memoria cada uno de los hechos que me marcaron como mujer, como militante de izquierda y como profesional.

Paysandú, la Heroica, tiene una rica historia de resistencia y de lucha. En esta oportunidad me resulta imposible no recordar y reivindicar a las Mujeres de la Defensa, plasmada en el hermoso mural de nuestra ciudad, obra del colectivo Licuado. quiero subrayar el rol de María Abiaré, China María, quien fue heroína en la primera Defensa y murió en 1811 en una lancera durante la Revolución Oriental. A María Rosa Olaguibe en la tercera Defensa, negándose a retirar a la Isla de la Caridad, junto a otras mujeres, desafiando el peligro de la violencia y asistiendo a enfermos con instrumental rudimentario, a Magdalena Pons quien se desenvolvió como enlace entre defensores y apoyos externos, trayendo correspondencia del gobierno nacional, informando de acciones claves burlando la vigilancia de los enemigos usando el viso de su vestimenta. Su compromiso se extendió una vez terminado el sitio, desempeñándose como maestra rural. Visibilizar el rol de estas y otras mujeres es una obligación porque en ellas nos reflejamos, de ellas aprendimos y a ellas debemos la dignidad de nuestro Paysandú, de su gente, de sus costumbres y de su historia.

Por supuesto que quiero agradecer y saludar a los diputados y a las diputadas con los que hemos convivido estos cuatro años, afrontando desafíos y promoviendo acciones colectivas tratando de superar las diferencias a través del diálogo franco y el debate informado. En particular a mis compañeras y compañeros de mi bancada del interior con quien no solo compartimos tareas sino especialmente vivencias.

A través de ellos quisiera resaltar el rol de la Cámara de Representantes como institución, como bastión democrático, que defendemos quienes la integramos. Cada una de sus palabras, además de llenarnos de una enorme responsabilidad, suponen una gran señal para el escenario político de nuestro país en un año muy especial. Compromisos colectivos que debemos defender y, extender a otros ámbitos. Sin lugar a dudas, procuraremos cumplir con los cometidos que hacen a la Presidencia de la Cámara de Representantes, asumiendo el desafío con el compromiso que requiere, tomando nota de las inquietudes que nos hacen llegar y promoviendo espacios de encuentro y diálogo abiertos, una Presidencia para la gente y por la gente.

Es oportuno agradecer y saludar el apoyo que tenemos diariamente por parte del funcionariado de todas las dependencias, quienes con su trabajo contribuyen con el funcionamiento organizado de este recinto y de la labor parlamentaria.

Como verán, es un día cargado de emociones. Pero también es un día que marca el comienzo de un año de mucho trabajo, lleno de desafíos. Cargado de actividad política de índole nacional y departamental, pero no por ello debemos descuidar las labores que desde este ámbito se vienen realizando. En este contexto, desde la Presidencia de la Cámara son varias las líneas de trabajo que quisiéramos impulsar y seguir construyendo colectivamente, cumpliendo con las obligaciones asumidas previamente y las futuras.

En cuanto a las acciones que serán impulsadas desde la Presidencia nos proponemos, reforzar y defender, permanentemente la institucionalidad de nuestro país, jerarquizando a la Cámara de Representantes, como institución clave. En ello dedicaré esfuerzo y entrega. Porque estamos convencidos que defender las instituciones democráticas es un compromiso adquirido ante este Cuerpo y ante la ciudadanía toda, es que nos proponemos desde esta Presidencia asumir la defensa con una gran responsabilidad política y ética.

En primer lugar, fomentando y persiguiendo un profuso funcionamiento del plenario del Cuerpo y de las comisiones, buscando que las ideas, los espacios y los territorios que se representan sean expresados en total libertad, acuñando al Reglamento y recordando que nuestra labor está marcada por un deber enorme que es el de representar, estando cerca de quienes nos votaron, cerca de sus problemas, de sus planteos y visiones.

El deseo es que todos los debates sean fructíferos, que logremos promover iniciativas y leyes que mejoren la vida de todas y todos los uruguayos. Partiendo de dicha premisa es que nuestra Presidencia estará abocada a la búsqueda y promoción de más equidad. La profundización de la democracia debe estar asociada a la preocupación constante por desterrar las desigualdades que aún falta superar. Hemos avanzado muchísimo, pero aún quedan cuestiones clave por resolver que nos marcar pautas claras de funcionamiento.

Estamos convencidos que una de las herramientas es reforzar el acceso equitativo mediante la redistribución, profundizando las políticas públicas acorde a las necesidades.

Estamos obligados a promover no solo el ejercicio pleno de los derechos, sino procurar, también, la justicia social integral, informando a la ciudadanía sobre sus derechos, escuchando sus demandas y fomentando acuerdos políticos que se traduzcan en leyes que mejoren la vida de los que menos tienen para, así, construir un futuro más equitativo.

Todos nuestros esfuerzos y acciones, estarán dirigidos a la búsqueda y promoción incansable de una redistribución más equitativa, más justa. Queremos construir un sistema en que los beneficios no se midan solamente por el aumento de los salarios, sino por la cantidad y calidad de los servicios a los que se accede, salud, educación, cultura, vivienda, seguridad y capacitación.

Promover más equidad requiere que asumamos compromisos colectivos de largo plazo. Proponemos, abocarnos a la construcción de alianzas estratégicas con los actores de política pública a nivel nacional, departamental y municipal y desplegaremos, desde este lugar, algunas herramientas que nos permitan acercarnos de mejor manera al objetivo planteado.

Para ello proponemos, en primer lugar, materializar la profundización de la descentralización en todos los niveles y ámbitos posibles. Como mujer, profesional del interior que cruza al Río Negro, sé por trayectoria personal de las desventajas de haber crecido en un país donde la descentralización no era una prioridad. Sé, porque lo viví, de las injusticias asociadas a la centralidad, a la concentración capitalina. Sé de lo doloroso de abandonar el hogar para continuar estudiando, sé de los esfuerzos familiares para acceder a una beca y poder venir a estudiar a Montevideo, con el deseo siempre latente de volver. Soy hija de padre ancapiano y madre ama de casa, pude estudiar derecho gracias a una de las cuatro becas que ese año otorgó ANCAP a los hijos de funcionarios de todo el país. Viví en una pensión de la calle Gaboto con otras 11 estudiantes del interior quienes tuvieron que optar entre una beca de transporte o una beca de alimentación. Déjenme contarles que caminaban más de 30 cuadras para llegar al comedor estudiantil y algunas otras más para ir a estudiar, porque evidentemente con hambre no se puede aprender.

Hoy, eso cambió. Cambió, porque muchos tuvieron el convencimiento de que era una situación que necesitaba ser abordada, modificarla, porque podía ser otro el futuro que nos esperaba. Se trabajó intensamente y se están alcanzando las metas propuestas.

La concepción de descentralización que perseguimos no puede estar desvinculada de una mirada holística sobre el desarrollo. Son dos caras de una misma moneda: el desarrollo de nuestro país, de nuestros departamentos, debe seguir anclado en el fortalecimiento de la descentralización. Ésta motoriza la expresión de las particularidades. Permite autonomía, permite el despliegue y protagonismo de identidades ricas para las más amplias expresiones del desarrollo.

Si bien hemos avanzado en formas de descentralización más acordes a las necesidades específicas de cada territorio, creemos que es posible, profundizar acciones. Por ejemplo, en Paysandú, hay margen para seguir asociándonos con actores claves como la Universidad de la República, la Universidad Tecnológica del Uruguay y la Universidad del Trabajo.

Teniendo en cuenta la situación de privilegio que hoy ostentamos y siendo consciente de las desigualdades que aún atraviesan a muchos uruguayos y uruguayas, debemos comprometernos a abrir caminos de ejercicio de ciudadanía sostenibles a lo largo del tiempo. Promoviendo coaliciones y encuentros con otros, fomentando la construcción de horizontes futuros. En este contexto es que queremos impulsar algunas actividades concretas.

Una de las que pretendemos implementar desde aquí es el Proyecto Visitá Tu Parlamento, destinado a estudiantes de Paysandú de Escuelas Agrarias, Liceos, UTU y CECAP. Otro es el Proyecto el Parlamento te Visita, donde visitaremos Escuelas y CAIF del interior del país. En la misma línea, se está considerando la posibilidad de realizar una Sesión Plenaria en Paysandú en el mes de setiembre.

Queremos hacer explícito que buscamos promover un vínculo fluido con todos los niveles de la educación. Es un objetivo que nos planteamos con fuerza y que estamos en condiciones de asumir que como tal es compartido por todos los miembros de esta Cámara.

Estamos convencidos que la educación pública, es una herramienta indispensable para el desarrollo del país, por tal motivo nos proponemos interactuar intensamente con las instituciones promotoras de la misma, asumiendo compromisos que la defiendan y la expandan en búsqueda de mayor equidad.

En segundo lugar, como cuestión transversal, promoveremos el diálogo y debate informado, honesto y transparente. La dinámica del año nos exige responsabilidad política e institucional. Por ello se prevé la realización de una serie de actividades que aborden temáticas específicas como lo son el desarrollo del país y la economía social y solidaria y el rol de la ciencia y la tecnología en el desarrollo y noción de futuro del país.

Sabemos que el “futuro del trabajo” es un tema acuciante, en términos individuales y colectivos, por ello proponemos abordarlo siendo conscientes que nuestro país ha avanzado en materia de legislación de protección, pero que aún presenta problemas en sectores específicos: en las mujeres rurales, en los jóvenes y en las personas en situación de discapacidad. Necesitamos seguir discutiendo y combatiendo las desigualdades de base, que no permiten el despliegue de trayectorias laborales enmarcadas en la protección de derechos.

Abordar estas problemáticas supone, ante todo, la disposición al trabajo en red y coordinado con otros actores políticos e institucionales. Esta Presidencia será proactiva en la búsqueda de alianzas. Quiere convocar y ser convocada a discutir y solucionar problemas.

Creemos que promover estas actividades es una buena oportunidad para escuchar e informarnos sobre los posicionamientos que tienen los actores de relevancia. A la embestida embanderada de antipolítica, se le hace frente con información, con debate, con ideas. Con intercambio honesto, con Política. Porque estamos convencidos que apelar al diálogo honesto e informado para buscar el entendimiento político en pro del país es la herramienta más contundente para construir futuros promisorios para todos los uruguayos y uruguayas, es que promovemos intercambios concretos.

En este marco de intercambios sobre temáticas centrales de la realidad del país es que se celebrará la Tercera Edición del Desayuno de Trabajo con el Consejo Honorario de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes. La infancia es, en nuestro país, donde se cristalizan las mayores inequidades. Esta Casa es consciente de ello y más allá de celebrar este tipo de actos debe comprometerse a definir la atención a la primera infancia como prioridad nacional.

En tercer lugar y para finalizar, queremos destacar las actividades que tendrán lugar en los próximos días, con motivo de conmemorarse el Mes de la Mujer. Mes de visibilización, de reinvindicaciones y de lucha. A propósito, me gustaría hacer hincapié en lo siguiente: sabido es por todas y todos quienes hoy me acompañan que esta es la tercera presidencia de Cámara asumida por una mujer en 123 años de historia. La tercera.

Dada la magnitud que adquiere ocupar un lugar de esta importancia, en situaciones de tanta desigualdad, tomo la oportunidad para agradecer a las compañeras Nora Castro e Ivonne Passada que me han antecedido y aportaron, con toda su trayectoria, la impronta de que las mujeres somos políticas, no causas ni estandartes. ¡Somos política! Y así me es imposible no recordar la lucha, el sacrificio y el compromiso de tantas mujeres que han aportado en las acumulaciones sobre las que edificamos las luchas actuales: Magdalena Alvarez Moreno, Julia Arévalo, Sofìa Alvarez Vignoli e Isabel Pinto, las primeras cuatro legisladoras quienes militaron por el sufragio femenino.

Paulina Luisi, María Eugenia Vaz Ferreira, Idea Vilariño, Josefa Oribe, Alba Roballo, Reina Reyes. Mujeres de nuestra historia que han dejado su marca. También me es inevitable mencionar, en este recinto, a aquellas de todos los partidos políticos, que han puesto sobre sus hombros el accionar de la Bancada Bicameral Femenina, donde la labor de compañeras como Margarita Percovich, Beatriz Argimón y Glenda Rondán, solo por nombrar algunas, marcaron una forma de hacer política en nuestro país. Trajeron una agenda temática a esta Casa y la defendieron. Y mi homenaje para tres legisladoras que nos dejaron en este período, tres grandes mujeres que dieron su salud y hasta su vida militando Berta Sanseverino, Daniela Paysse y Marta Montaner.

Mi presencia en este recinto diría muy poco si no tuviera como referencia a estas mujeres y a todas aquellas que nos precedieron desde 1943. No me queda más que agradecer y reivindicar al trabajo emprendido por ellas y a las miles de mujeres que asumieron el riesgo de luchar por un país mejor, por un futuro mejor. Reivindicando derechos civiles, políticos, laborales, dejando su vida, en muchas ocasiones, por una causa. Las trabajadoras rurales, las trabajadoras domésticas, las textiles, las de industria y comercio, las maestras, las profesoras, las científicas, las artistas, las activistas, las que cuidan.

Debo además reconocer a los compañeros, a los que han sido y son parte de nuestras luchas con compromiso y entrega.

Aquí me resulta fundamental hacer mención, nuevamente, al objetivo primordial de nuestra tarea: promover condiciones de vida adecuadas para nuestro pueblo, atender a quienes se encuentran atravesados por situaciones de vulnerabilidad. Aquellos y aquellas cuyos procesos de construcción de identidad se han realizado por la imposición de factores contextuales, que ponen en riesgo el desarrollo de una vida plena, justa. Concretamente, aquellas que por el simple hecho de ser, vivirse y sentirse mujeres se encuentran desde el vamos en un escenario marcado por la desigualdad. Desigualdad sobre la que venimos trabajando y legislando, sin dejar de repetirnos en voz alta que aún resta camino por recorrer.

Para quienes hemos asumido a la política como una forma de vida, ser mujer supone, como en toda tarea que es encarada por nosotros, un compromiso y desafío superior desde las barreras que se imponen por el género. A la historia de las mujeres las atraviesa el dolor, pero también la resistencia de saberse con otras. Como mujer militante, me es grato repasar los aspectos que han marcado a este recinto en los últimos años. Hemos transitado por procesos de construcción colectiva, las voces de muchas y muchos tomaron y siguen tomando el compromiso de construir una nueva forma de sociedad. Aquí, a lo largo del período legislativo hemos debatido, acordado y legislado para reducir las brechas que existen para la igualdad real de acceso a oportunidades de las mujeres en nuestro territorio. Sin embargo, ya no es válido mantener al margen a aquellas mujeres que viven en la transversalidad de vulneraciones, ya sea por género, raza o condición socio-económica. Nos debemos, como sociedad, afrontar la problemática, aportar a la mejora de las causas, sabiendo que no son sencillas de abordar porque no son coyunturales, sino que suponen mover aspectos estructurales de nuestra sociedad.

Es por esto que esta Presidencia no relegará las conquistas alcanzadas. Las reconoce y buscará profundizar los caminos de transformación emprendidos. Pero como sabemos que aún hoy hay aspectos sustantivos que resolver es que asumimos las causas con sensatez, compromiso y valentía. Aún hoy tenemos que profundizar nuestro accionar. Aún hoy hay realidades que nos duelen, pero hoy hay espacio para construir futuros compartidos. Tenemos que aprender de las luchas históricas que nos marcaron, que nos emocionaron, pero que todavía nos duelen: nuestras compañeras militantes presas, desaparecidas, a las sindicalistas, a las madres, abuelas e hijas. Hay un horizonte de igualdad y verdad por defender de los oportunismos y esloganes llenos de facilismo. ¡Tenemos la bandera: tenemos que defenderla!

Lo hemos mencionado a lo largo del discurso, pero no por repetición pierde potencia: esperamos que todas las actividades propuestas promuevan un debate de calidad.

Deseamos, que las actividades fomenten el intercambio informado, que nos den herramientas para mejorar la vida de nuestro pueblo. Es el debate sobre lo que deseamos para el futuro, lo que nos hará creer en la herramienta que tenemos. Intercambiemos, discutamos, debatamos sobre cómo creemos y queremos ser, respondiendo a las necesidades y voluntades de nuestro pueblo. Atendiendo problemáticas particulares, pero buscando enlaces con cuestiones generales que nos delimitan como sociedad.

Espero que este año, lleno de aprendizajes acelerados y de acumulación de experiencias, redunde en un trabajo eficiente y productivo de nuestra Casa que, en definitiva, significará estar más cerca de alcanzar logros colectivos. Sabemos que desde aquí podemos hacer mucho en solitario, pero las grandes modificaciones necesitan de la construcción de iniciativas.

TU SIEMBRA.

Te voy buscando por caminos largos

En insospechadas primaveras……

Sé que vendrás, - mirada humedecida,-

A desandar los meses y los días…

Ya no tendré en las manos los capullos

pero sí nidos nutridos de raíces,

y un canto universal que nos hermana

en ideales puros, en justicia,

en sed antigua pero siempre renacida.

Sé que vendrás: la muerte ya no es muerte;

la anulaste en la siembra,-amor y vida,-

y en las semillas que lanzó tu mano

se alzarán bebes y raúles

en una inmensa patria florecida.                                            

Poema de la escritora salteña de nacimiento, pero que los sanduceros adoptamos Jesuína Sánchez.

Antes de finalizar, quiero agradecer calurosa y sentidamente a las compañeras y compañeros que confiaron en mí y pusieron sobre mis hombros esta enorme responsabilidad de representarlas y representarlos. Y los quiero simbolizar en tres entrañables compañeras hoy presentes: Nancy Ghiglione (Presidenta de la Junta Electoral de Paysandú), Isabel Benítez (Presidenta del Sindicato de Trabajadoras Domésticas de Paysandú) y Mariela Coiro (Directora de la unidad de Género y Generaciones de la IdP).

Y en la compañera Vice Presidenta de la República Senadora Lucía Topolansky, de quien he recibido el apoyo incondicional, que agradezco sinceramente y con quien trabajaremos coordinadamente durante todo este año.

A ese colectivo, a la barra querida, que siempre está ahí, en las buenas y en las malas, a mis hijos Bruno y Tito, a mi mamá Gladys, quienes son mi sostén cotidiano y han sufrido mis ausencias y han sabido estar igual, al resto de la familia biológica y afectiva que están hoy presentes, y a mi Paysandú del alma: ¡trabajaré incansablemente para no defraudarlos!

Nos espera un gran año.

Muchas gracias."

La diputada sanducera Cecilia Bottino asumió la Presidencia  ... Imagen 1   La diputada sanducera Cecilia Bottino asumió la Presidencia  ... Imagen 2   La diputada sanducera Cecilia Bottino asumió la Presidencia  ... Imagen 3   La diputada sanducera Cecilia Bottino asumió la Presidencia  ... Imagen 4   La diputada sanducera Cecilia Bottino asumió la Presidencia  ... Imagen 5   La diputada sanducera Cecilia Bottino asumió la Presidencia  ... Imagen 6   La diputada sanducera Cecilia Bottino asumió la Presidencia  ... Imagen 7   La diputada sanducera Cecilia Bottino asumió la Presidencia  ... Imagen 8   La diputada sanducera Cecilia Bottino asumió la Presidencia  ... Imagen 9   La diputada sanducera Cecilia Bottino asumió la Presidencia  ... Imagen 10   La diputada sanducera Cecilia Bottino asumió la Presidencia  ... Imagen 11   La diputada sanducera Cecilia Bottino asumió la Presidencia  ... Imagen 12   La diputada sanducera Cecilia Bottino asumió la Presidencia  ... Imagen 13   La diputada sanducera Cecilia Bottino asumió la Presidencia  ... Imagen 14   La diputada sanducera Cecilia Bottino asumió la Presidencia  ... Imagen 15   La diputada sanducera Cecilia Bottino asumió la Presidencia  ... Imagen 16