Jueves, 27 12 2018
2 - 4 min
Hábitat sostenible

Un 2018 con más de mil soluciones habitacionales

Mevir culmina el año con más de 1.000 soluciones habitacionales en zonas rurales y pequeñas localidades
Un 2018 con más de mil soluciones habitacionales Imagen 1

“Estamos cerrando el ejercicio 2018 con 1.032 soluciones habitacionales, lo cual implicó la construcción de 600 viviendas en pequeñas localidades y en zonas rurales dispersas, la mejora mediante refacciones y ampliaciones de 432 casas, además de la conexión a servicios de energía eléctrica y saneamiento”, detalló la presidenta de Mevir, Cecilia Bianco, en entrevista con la Secretaría de Comunicación Institucional.

Bianco explicó que 1.032 viviendas se realizaron con el presupuesto quinquenal de la Comisión Honoraria Pro Erradicación de la Vivienda Rural Insalubre (Mevir). Agregó que a esa cantidad se suman 64 obras realizadas por convenios, intervenciones efectuadas por fuera de esos recursos porque las paga el organismo con el cual se concreta el acuerdo correspondiente.

“Las construcciones realizadas fueron algunas casas y, sobre todo, infraestructura comunitaria que se llevó a cabo en capitales departamentales o en ciudades, en acuerdo con los ministerios de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente y del Interior, el Poder Judicial, el Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay, el Instituto Nacional de Colonización y organismos de la enseñanza”, agregó en la entrevista realizada el miércoles 26.

La funcionaria destacó que, en el marco de sus 50 años, Mevir comenzó un proceso de reflexión sobre lo realizado en el medio rural y de cambios que generaron consecuencias dentro y fuera de la organización. “Esta reflexión culminó con la revisión y el ajuste de la misión y la visión de la institución, donde se puso el foco en llegar a las familias que viven en condiciones de pobreza extrema o de vulneración de derechos”, sostuvo.

Según explicó, se concretó una serie de acciones dirigidas a avanzar en el cumplimiento de esa misión. “Se cambió la política del subsidio, acompasándolo con el resto del sistema público de vivienda, ya no es un subsidio al capital, sino un subsidio a la cuota, que se puede ir modificando en la medida en que cambien las condiciones de integración y de ingresos de las familias”, indicó.

Enfatizó que también se ampliaron las formas jurídicas notariales con las cuales se llega a la población en zonas rurales dispersas, para que más familias puedan acceder a tierras en buenas condiciones desde el punto de vista del dominio, con el objetivo de otorgar estabilidad y permanencia en zonas rurales.

La presidenta de Mevir destacó la articulación con otras instituciones en el marco de la intervención de los planes integrales y la mejora en la gestión administrativa contable interna, además del trabajo en siete formas constructivas que se desarrolla de acuerdo con la zona del país en la que se actúe.  

Si bien Mevir actúa en todo el territorio, se definieron las zonas centro norte, noroeste y metropolitana de Montevideo como prioritarias, con la meta de atender a las poblaciones más vulnerables y con menos posibilidades de desarrollo, en las que actualmente se están ejecutando planes integrales en este quinquenio de gobierno (2015-2020), sostuvo.

“La evaluación del trabajo que se está realizando en esas zonas del país por parte de todos los actores públicos que participan es una modalidad de trabajo que llegó para quedarse”, dijo. Añadió que, en más de dos años de implementación de este sistema, se comprobó que es una metodología muy buena y que se continuará con esa línea de trabajo.

El sistema público de vivienda es el conjunto de instituciones públicas lideradas por el ministerio en esa área, que se encarga de aplicar las políticas habitacionales, evaluar su implementación y administrar los recursos destinados a ellas. Está encabezado por la Dirección Nacional de Vivienda e integrado por la Agencia Nacional de Vivienda, Mevir y el Banco Hipotecario del Uruguay.