Miércoles, 12 09 2018
2 - 3 min
Derechos Humanos

Siempre más democracia

Bajo el lema “Diversidad de voces en la relación Democracia y Derechos Humanos” se llevó a cabo la Semana de la Democracia 2018.
Siempre más democracia Imagen 1

En el marco del 70° aniversario de la Declaración de los Derechos Humanos y del Día Internacional de la Democracia, desde el 10 al 15 de setiembre inclusive, la Secretaría de Derechos Humanos de Presidencia de la República lleva a cabo “La Semana de la Democracia 2018”, mediante una serie de actividades que llamaban a reflexionar sobre la manera en la que la democracia y los derechos humanos se construyen, desde la diversidad de las voces que generan libertad, con más equidad, igualdad y solidaridad en Uruguay.

En ese marco, el jueves 13 de setiembre, el Presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, participó del panel denominado “Democracia, DD.HH. y poderes del Estado” en la antesala del Palacio Legislativo, junto a representantes de todos los partidos políticos.

En su alocución, Miranda resaltó la importancia de la participación como un todo y la importancia de la decisión consciente de la decisión, de la libertad de prensa y de la libertad de información. Sostuvo que “no hay libertad sin derecho a la salud, sin derecho a la educación” y que “sin derecho a la educación no hay posibilidades de formación”.

“Quién y cómo, esto es sustancial”, “La esfera pública de la democracia requiere la participación de todos, y el problema de quienes son ese todos, si como en el siglo XIX solo lo eran los varones blancos propietarios o somos todos los demás también. Allí los partidos políticos y la sociedad civil es clave” expresó.

“El Estado es un artificio que monopoliza el uso de la fuerza, y su justificación es la garantización de los Derechos elementales de las personas. Lo político es el esfuerzo por fortalecer las garantías que permiten esto”, sentenció.

En referencia a los partidos políticos indicó que no son sólo un mero receptáculo de los intereses que están en la sociedad, sino que dentro de sus funciones está la generación de ideas, discusión, síntesis, dirección y conducción, pero también la de generar valores y proyectos. Sostuvo que éstos “deben tener la capacidad de seguir cumpliendo una función directiva, mientras que la función del estado es la realización fundamental de los derechos de las personas”.

“La política pública debe ser conducida en función de la realización de los derechos fundamentales, y esto define el horizonte de la política, pero también funda un proyecto político”, culminó.