Viernes, 06 04 2018
5 - 10 min

Discurso Tamara Andrade 47 aniversario de nuestro 1er acto público

A continuación, compartimos el discurso de la compañera Tamara Andrade, vice presidenta de nuestra fuerza política y representante de las bases del interior, en la celebración del 47 aniversario de nuestro primer acto público, llevado a cabo el 5 de abril del 2018 en la plaza Liber Seregni de Montevideo.
Discurso Tamara Andrade 47 aniversario de nuestro 1er acto p ... Imagen 1

"Buenas noches compañeras y compañeros, que bueno que estemos acá, que hayamos venido a una nueva celebración de nuestro primer acto frenteamplista. Saludo que estemos en la plaza Liber Seregni, construida con presupuesto participativo, que estemos en las calles y movilizándonos en unidad.

Con mucha emoción hablo hoy, como militante de base frenteamplista, como joven, como mujer, como ciudadana del interior del país.

No es al azar que nos reunimos hoy, un 5 de abril para conmemorar 47 años desde el primer acto frenteamplista, 5 de abril que nos recuerda al Congreso de Abril de 1813 y lo que representa para nosotros el ideario Artiguista.

La justicia, la igualdad, la soberanía de los pueblos y darle voz a los menos privilegiados son valores que nos nuclearon en aquel momento y siguen siendo hoy nuestra guía.

Hace casi 50 años partidos y movimientos de izquierda, lo más avanzado de los partidos tradicionales, los intelectuales, los estudiantes y trabajadores organizados de la ciudad y del campo, eligieron apostar a la unidad como herramienta de cambios en nuestro país y a la unidad como principio.

El Frente Amplio surge ante la necesidad en Uruguay de la existencia de una expresión política del pueblo organizado. Surge como la herramienta, que el propio pueblo forja, para superar la contradicción de base que fue y sigue siendo oligarquía o pueblo, como bien lo decía Seregni hace 47 años.

Hemos pasado 47 años de lucha en distintas situaciones políticas, desde el terrorismo de estado, estar proscritos, nuestro lema y nuestros máximos dirigentes, compañeros exiliados, torturados y desaparecidos, momentos de discusiones internas, además de llevar tres períodos de gobierno nacionales y varios en distintas intendencias y municipios. Y hoy seguimos dando batalla.

Si vemos la situación de la izquierda en el mundo nos podemos preguntar qué es lo que tiene el Frente Amplio que le posibilita seguir adelante en unidad.

Por un lado, no somos una mera alianza electoral y eso está clarísimo, por otro, la importancia de ser una coalición de partidos y sectores, y a la vez movimiento. El Comité de Base es un valor fundamental de nuestro Frente Amplio.

Y lo digo convencida, como militante de base del interior del país. Que el Comité de Base es donde la empleada doméstica, el estudiante, el obrero, el almacenero, la maestra, la panadera, el jubilado, el profesional, el artista, la edil y la diputada, donde todas y todos construimos el Frente Amplio.

Los Comité de Base son el embrión del poder popular y el lugar donde la militancia en común materializa la unidad.

Unidad es lo que somos, pero no cualquier unidad, y Seregni lo plantea muy bien, somos unidad consciente y comprometida, autocrítica.

Sabemos que han sido fundamentales para la supervivencia de nuestra fuerza política la capacidad de conjugar matices e ideologías para alcanzar los más amplios consensos.

Un gran ejemplo de esto lo vemos en nuestro último congreso Rodney Arismendi, donde delegadas y delegados de base de todo el país y el exterior reafirmamos nuestro compromiso con los valores y principios que nos definen como frenteamplistas y donde retomamos el compromiso político de la reforma constitucional.

Reafirmamos nuestro carácter anti-oligárquico y anti-imperialista y entendimos también imprescindible definirnos como una fuerza política anti-patriarcal y anti-racista.

Reafirmamos que como Frente Amplio tenemos una tarea histórica que implica cumplir el proceso revolucionario en nuestro país. Necesitamos profundizar las transformaciones y seguir siendo firmes luchadores y defensores de la democracia, la libertad, la igualdad y la autodeterminación de los pueblos.

En la práctica desarrollar nuestro carácter anti-imperialista y decir no a la injerencia del imperialismo en los pueblos hermanos. Decir no a la impunidad, y nunca más al terrorismo de estado.

Como militante feminista me interesa decirles específicamente algunas cosas sobre el carácter anti-patriarcal de nuestro Frente Amplio.

Sabemos que nuestro país ha sido de avanzada a nivel jurídico en materia de igualdad y derechos de las mujeres.

Conquistamos el derecho al voto y lo hicimos por primera vez en Cerro Chato, tenemos a Julia Arévalo, nacida en Barriga Negra, en el departamento de donde vengo, que fue la primera senadora mujer en América Latina.

La ley de divorcio por nuestra propia voluntad, el acceso de las mujeres a la educación terciaria/universitaria. Paulatinamente hemos ido avanzando en materia de derechos laborales. Incluso nuestra fuerza política establece una cuotificación que promueve el lugar de las mujeres en ámbitos de dirección dentro de la fuerza política y del gobierno.

Pero esto no es suficiente, cuando nos definirnos anti-patriarcales vamos a más, entendemos que existe un sistema de opresión hacia las mujeres y que no lo queremos reproducir más, como fuerza política asumimos el compromiso de luchar por la equidad.

Luchar por la equidad en la sociedad toda implica, dentro de otras cosas, que podamos visualizar cómo actuamos como sociedad en relación a la tarea de cuidados. Luchar por la equidad es lograr que los cuidados dejen de estar a cargo de las mujeres y exclusivamente en el ámbito familiar como históricamente han estado.

En este sentido nuestro gobierno viene trabajando hacia la corresponsabilidad social en cuidados y esto nos muestra que como sociedad estamos reconociendo que nos tenemos que hacer cargo.

Y ese es el camino compañeros y compañeras, somos anti-patriarcales porque queremos una sociedad más justa pero no para algunos, queremos una sociedad más justa para todas y todos.

Luchar por la equidad significa también asumir un compromiso activo contra la violencia basada en género. Las y los frenteamplistas no podemos tolerar ni una mujer más muerta en manos de sus parejas o ex parejas, como tampoco toleramos ningún otro trabajador muerto por irresponsabilidad patronal.

Para luchar por la equidad, por la justicia social, necesitamos entonces, que todas y todos demos la discusión en cada uno de los ámbitos donde estamos insertos de cara a la elaboración de nuestro Programa.

Sabemos que la forma de discutir y de elaborar nuestro programa de gobierno es tan única como nuestro Frente Amplio y que sin el aporte de todas y todos no tendría sentido.

Son muchas las cosas que nos faltan, pero mucho es también el camino recorrido y muy importante los logros conquistados.

  • Hemos logrado un crecimiento económico ininterrumpido.
  • En estos 13 años de gobierno frenteamplista ningún banquero se robó ningún banco con los ahorros de los uruguayos.
  • Tenemos los consejos de salario,
  • Ley de 8 horas para trabajadores/as rurales y empleadas domésticas.
  • La Ley de responsabilidad penal empresarial, esa que Lacalle Pou quería derogar si nos ganaba las elecciones, que cumple ya 4 años y tuvo como efecto que hoy se produzcan 20 mil accidentes laborales menos al año.
  • Tenemos el boleto estudiantil gratuito en todo el país.
  • Tenemos la reforma de la salud, que posibilita el acceso a la salud para todas y todos, 67.000 operaciones de ojos, y un claro énfasis en la promoción y prevención.
  • Creamos el Ministerio de Desarrollo Social. Y logramos reducir a mínimos históricos la pobreza, la indigencia y bajamos la taza de la mortalidad infantil al índice más bajo del continente con la excepción de Cuba. Tenemos el Sistema Nacional de Cuidados.
  • Tenemos la descentralización. Los Gobiernos de cercanía mediante los municipios y el tercer nivel de gobierno.
  • Llevamos la Universidad y la UTEC a todo el país.
  • Tenemos el financiamiento a las cooperativas de viviendas y el compromiso con el cooperativismo como sistema en sí mismo.
  • Tenemos el matrimonio igualitario. Legalizamos la marihuana.
  • Legalizamos la Interrupción voluntaria del embarazo y desde entonces la cifra de mujeres muerta por abortos clandestinos se redujo casi a cero.

Todos estos logros han hecho que cada una de nosotros seamos más iguales y más libres y defenderlos es defender el futuro.

Porque la oposición, la derecha, los representantes de la oligarquía, los que como decía Zitarrosa, “Tienen estancias, bancos y diarios”; en definitiva el poder, ese que traicionó a Artigas, que siempre excluyó al pueblo uruguayo, busca desmontar, -aunque no lo digan- cada uno de estos logros. Como viene haciendo la derecha en todos los países del continente excepto Bolivia, Cuba, Venezuela y Uruguay.

Defender el futuro es impedir la restauración neoliberal en nuestro propio país, sin ningún electoralismo, la tarea más revolucionaria del momento es ganar las elecciones el año que viene y eso empieza hoy, movilizando y convenciendo a nuestros/as vecinos/as, a nuestros/as compañeros/as de estudio, de trabajo, a nuestra familia, a nuestros/as amigos/as, de la necesidad de defender los logros y el proyecto político e ir a más.

Defender el futuro es participar y construir el programa, es militar en los Comité de Base, en las ferias, en las pintadas y en las redes.

Defender el futuro es comprometernos por asegurar en la Rendición de Cuentas los recursos necesarios para el cumplimiento de nuestro Programa de Gobierno, porque es un compromiso y porque lo necesita nuestro pueblo.

Es luchar por las leyes populares que están en el Parlamento promovidas por el movimiento popular y por nuestro Frente Amplio.

Defender el futuro es defender el ideario artigüista. Es defender la soberanía nacional frente al imperialismo. Es luchar por que los más infelices sean los más privilegiados y por seguir construyendo un Uruguay más democrático, más libre y más igualitario.

Defender el futuro es construir organización popular. Por eso este año, como lo hicimos el 8 de marzo en el Día Internacional de la Mujer, tenemos que militar y rodear el 1° de Mayo, el 20 de Mayo y el 14 de agosto, en el que se cumplen 50 años del primer mártir estudiantil, Líber Arce.

Defender el futuro es resistir cualquier injusticia cometida contra cualquier persona en cualquier parte del mundo.

Defender el futuro es ser solidario siempre, luchar contra cualquier tipo de violencia y opresión. Es luchar por la inclusión y la diversidad.

Defender el futuro es que estés vos, que te comprometas, que seas protagonista, que tomes la iniciativa; es ocupar el lugar de cada uno y cada una en las luchas de nuestro pueblo.

Defender el futuro es luchar contra la impunidad. Defender las 308 causas judiciales abiertas. Ser solidarios con los familiares de detenidos desaparecidos.

Defender el futuro es seguir construyendo Frente Amplio."