Lunes, 04 06 2018
2 - 4 min

Cambio de la matriz energética

Uruguay lidera en el mundo el proceso de uso de energías renovables.
Cambio de la matriz energética Imagen 1

La apuesta que nuestro país ha venido realizando con respecto al cambio de la matriz energética ha dado sus frutos. En la última década nuestro país experimentó una verdadera revolución energética, pasando de una producción liderada por los combustibles fósiles a través de las centrales térmicas, a la apuesta a las energías renovables, aumentando significativamente el uso de energías tales como la eólica, la solar y la biomasa.

La energía liderada por los combustibles fósiles no solo es la más cara, sino que además es la que menos contribuye con el medio ambiente, mientras que las energías renovables son una fuente de energía limpias e inagotables, pero lo que es más importante aún, es que no producen gases de efecto invernadero –causantes del cambio climático- ni emisiones contaminantes.

Además, sus costes evolucionan a la baja de forma sostenida, mientras que la tendencia general de costes de los combustibles fósiles es la opuesta, al margen de su volatilidad coyuntural. El desarrollo de las energías limpias es imprescindible para combatir el cambio climático y limitar sus efectos más devastadores.

En 2017, la capacidad de generación de energía que se sumó en todo el mundo correspondió a energías renovables. En ese contexto, nuestro país se destacó como el segundo país a nivel mundial con mayor proporción de producción eléctrica de fuente eólica y solar sobre el total anual, según el Reporte 2018 sobre la Situación Mundial de Renovables de REN21, organización que conecta a nivel mundial a gobiernos y oficinas públicas, empresas, la sociedad civil y la academia para promover la transición a energías renovables.

El informe destaca a nuestro país como un ejemplo a seguir en varias áreas de generación eléctrica mediante "fuentes verdes" (como la hidroeléctrica, solar, biomasa y eólica). Ejemplo de esto es que en 2017 casi la mitad del año la demanda de electricidad se cubrió en su totalidad con energías renovables. Asimismo, el 28% de la generación total provino de fuente eólica y solar.

Los países que lideran son Dinamarca con casi el 53% del total de generación, Uruguay con el 28% y Alemania con el 26%, según destaca REN21. El informe también destaca a los 17 países que generaron más del 90% de su electricidad con fuentes renovables en 2017, entre los que aparece Uruguay, que llegó al 98%.

El caso de Uruguay es una muestra de que es posible integrar una gran proporción de energía renovable no convencional en la red eléctrica, cuando se tiene una variabilidad de la producción. Esto se debe a que UTE maneja la generación de energía en función de las previsiones y la volatilidad de las fuentes, prendiendo las centrales térmicas cuando los recursos naturales no alcanzan para cubrir la demanda.

Asimismo, el reporte subraya a Uruguay en cuanto al uso de fuentes renovables de calor industrial donde el 80% de la demanda de este tipo proviene de fuentes limpias y destaca el lanzamiento de la primera vía eléctrica en Latinoamérica, con seis estaciones de carga para autos eléctricos en intervalos de 60 kilómetros.

Las energías renovables permiten una mayor resiliencia al cambio climático y mayor independencia energética. Nuestro país ha conseguido ser un ejemplo perfecto en el cambio de matriz energética. El Uruguay sustentable y amigable con el medioambiente es otro de los logros de los gobiernos frenteamplistas.

  • Fuente: Diario el País - Edición del lunes 04 de junio de 2018 - Sumplemento Negocios