Jueves, 12 07 2018
2 - 3 min
Derechos Laborales

¡Ni un paso atrás!

Nuestro país es reconocido como uno de los países que más avanzó en la conquista de derechos laborales.
¡Ni un paso atrás! Imagen 1

Más allá de las conquistas y pese a que la economía reactivó su ritmo de crecimiento, no se ha reflejado en la creación de puestos de trabajo. Por el contrario, estamos ante un aumento de la tasa de desocupación, lo que sin lugar a dudas es uno de los temas que más preocupa a esta fuerza política y al gobierno en su conjunto.

Desde una fuerza política de izquierda SIEMPRE la finalidad central es y seguirá siendo abogar y defender los derechos de nuestros trabajadores/as, considerados la parte más débil en la relación laboral. Reivindicamos el trabajo digno como valor principal del desarrollo humano; creación y recreación de la persona, hombres y mujeres en sí mismos.

En ese marco, el Poder Ejecutivo asumió la responsabilidad de generar estímulos a la creación de empleo mediante incentivos que plasmó en esta Rendición de Cuentas que está a estudio del Parlamento. Además, se creó un grupo de trabajo con los ministerios de industria, economía, trabajo y transporte, para la elaboración de propuestas de corto y mediano plazo para atender esta problemática que preocupa y ocupa, mediante la implementación de medidas que apuestan a reactivar la inversión y la creación de empleo.

A raíz de este escenario de aumento del desempleo, no faltan las voces opositoras, tanto del ámbito político como del empresarial, que pretenden inculcarnos el miedo de que las empresas, con tanta regulación por parte del estado, emigrarán a otros países donde los trabajadores prácticamente carecen de derechos o que no seremos capaces de captar nuevas inversiones.

Voces que hablan de la necesidad de una regulación laboral del siglo XXI. Tras el disfraz de “regulación laboral” esconden sus verdaderas intenciones: no pagar horas extra, decirle no a los consejos de salarios y a la negociación colectiva y tirar por la borda todos los derechos laborales conquistados desde que el Frente Amplio llegó al gobierno.

Ya conocemos ese camino y hacia dónde nos conduce. Ejemplo claro y reciente de esto es lo que está aconteciendo en nuestros países vecinos. Hemos sido testigos de las protestas multitudinarias contra la reciente pérdida de los derechos laborales por parte de medidas tomadas por sus respectivos gobiernos de derecha, que priorizan los intereses de los más poderosos en detrimento de los derechos de los y las trabajadores/as. Ese nunca debe ser el camino a recorrer.

Para enfrentar este escenario el camino es la implementación de políticas activas de empleo mediante programas de apoyo al fomento de empleo y políticas activas para atraer inversiones al país que generen más puestos de trabajo, sin descuidar las conquistas obtenidas en estos 13 años de gobierno frenteamplista.