Viernes, 27 07 2018
(Tiempo estimado: 1 - 2 minutos)
Matriz energética

Nuevos desafíos

Un país sustentable y amigable con el medioambiente es otro de los logros de los gobiernos frenteamplistas. Pero más allá de los logros alcanzados, lo crucial es seguir pensando y apostando al futuro. Para ello, nuestro gobierno prevé impulsar cambios normativos e impositivos con el fin de favorecer el desarrollo del transporte eléctrico.
Nuevos desafíos Imagen 1

La utilización de vehículos eléctricos viene desarrollándose a pasos agigantados, el desafío es seguir promoviendo la inserción de los mismos en Uruguay. En esa línea, UTE, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas y el de Medio Ambiente, conjuntamente con la Intendencia de Montevideo, se encuentran trabajando en la elaboración de estos cambios para estimular el pasaje hacia una modalidad eléctrica en el transporte, por ejemplo, a través de la reducción del impuesto específico interno (IMESI) y del impuesto a las rentas de las actividades económicas (IRAE) para autos híbridos y eléctricos, así como la exoneración de la tasa global arancelaria con el fin de promover la importación de este tipo de vehículos.

Este desafío es posible gracias al cambio de matriz energética que se ha venido realizando. Estas medidas se suman a los beneficios bancarios que permiten nuevas líneas de crédito para la compra de vehículos de estas características y que permiten exoneraciones de hasta 30% de la inversión que prevé la Ley de Promoción de Inversiones. Asimismo, se proyecta el lanzamiento de dos convocatorias para la adquisición de cinco ómnibus y utilitarios.

El objetivo es lograr un buen modelo en Montevideo para poder replicarlo en el resto del país. Para ello, la meta es que para el año 2020 todas las estaciones de servicio de ANCAP de las principales carreteras del país tengan punto de recambio eléctrico y se prevé que al finalizar este año, Uruguay contará con un punto de recarga en todas las ciudades capitales, mientras que UTE dispondrá de 93 unidades eléctricas.

Cero emisiones, bajo costo operativo, gran confort de manejo, son algunas de las ventajas que ofrece el vehículo eléctrico. Un Gobierno comprometido con el cuidado del medio ambiente debe promover la inserción de los mismos, en busca de una mejor calidad de vida para los y las ciudadanos/as.