Martes, 28 08 2018
2 - 3 min
Trabajo

Aprender a aprender con perspectiva de izquierda

El futuro del trabajo: Nosotros somos el cambio.
Aprender a aprender con perspectiva de izquierda Imagen 1

Pensar y ocuparse del mundo del trabajo es inevitable para un partido de izquierda porque pensar en el trabajo es pensar en los derechos humanos fundamentales. El trabajo no es sólo rutina diaria sino también proyectos a largo plazo, metas por cumplir, crecimiento y aprendizaje.

El Frente Amplio siempre estuvo a la vanguardia de la justicia social, el bienestar y la igualdad, por eso hoy, el futuro del trabajo es una de nuestras preocupaciones.

Las nuevas tecnologías son el componente principal de los cambios que estamos atravesando y el mercado laboral tiene el desafío de prever medidas para transformar las amenazas en oportunidades, para atenuar los impactos negativos que podría llegar a tener.

El desarrollo de la tecnología cambió por completo la vida de millones de personas y las comunicaciones acompañan ese desarrollo. En los últimos años hemos visto cómo las industrias vinculadas a las tecnologías de la información y la comunicación se han transformado en las de mayor valor de mercado, y estos procesos se seguirán acelerando junto al avance de la digitalización

El tipo de empleo y su estructura experimentarán muchos cambios y el conocimiento será un requisito indispensable para los nuevos trabajos, por lo tanto será absolutamente necesario un proceso de educación digital que comience en los primeros años de educación formal.

Como izquierda, lo más importante es no postergar a la gente: si no crecemos de manera rápida y homogénea se pueden acentuar las desigualdades, por ello es necesario reforzar la formación tecnológica – también - de los trabajadores y las trabajadoras.

La capacitación y la educación deben ser vistas de manera integral para que profesionales y técnicos estén preparados para el desarrollo de una infraestructura regional que permita mejorar los rendimientos y garantizar nuestra soberanía.

El rol de la educación es clave: la Universidad de la República es un pilar en el diseño y la ejecución de los cambios y las Empresas Públicas son imprescindibles para la generación de nuevos mercados. Debemos asegurar la capacitación de nuestros jóvenes que son quienes le agregarán valor a nuestra producción y seguirán diseñando el Uruguay del futuro.

¿Cómo nos preparamos para el trabajo del futuro?

El control de las diversas tecnologías y conocimiento asociados será clave para entender la geopolítica mundial de los próximos años, y el futuro de todas y todos dependerá de nuestra preparación técnica y profesional, y por eso hace algunos años que desde el gobierno se está trabajando en la innovación de la educación.

La creación de la Universidad Tecnológica (UTEC) y del Bachillerato en Tecnologías de la Información y Redes en la UTU, las políticas laborales inclusivas llevadas adelante por el INEFOP, el cambio de la matriz energética con énfasis en las energías limpias y renovables, son algunas de las tantas medidas que se han tomado para incluir y preparar a todas las poblaciones para estos nuevos desafíos, para los cambios que ya están sucediendo.

Cambios rápidos, abiertos y de ida y vuelta: Aprender a aprender con perspectiva de izquierda porque seguimos apostando al desarrollo y al crecimiento sostenido de nuestro país.

Porque la inclusión es igualdad y el futuro somos todas y todos.