Jueves, 21 07 2022
(Tiempo estimado: 1 - 2 minutos)

Declaración por la situación generada en la ANV

Una clara falta de profesionalidad en la conducción de la ANV pudo terminar en pérdidas millonarias.
Declaración por la situación generada en la ANV Imagen 1

El Frente Amplio manifiesta su profunda preocupación por la situación generada en la Agencia Nacional de Vivienda (ANV) donde estuvieron a punto de prescribir miles de créditos por un monto de unos 400 millones de dólares, según lo informado públicamente por las autoridades del Gobierno.

La impericia en el cuidado y gestión de recursos públicos hicieron que el Parlamento sesionara con carácter de grave y urgente para considerar una prórroga de cuatro años a los plazos dados  por el artículo 467 de la Ley de Urgente Consideración (LUC) y de esa manera evitar su prescripción.

Los partidos de la coalición de Gobierno no pudieron garantizar con sus votos la aprobación del proyecto por no estar sus legisladores presentes en sala, para lo cual fue imprescindible la lealtad institucional y el compromiso republicano del Frente Amplio. 

Queda de manifiesto una vez más que la aprobación de la LUC erosionó la calidad legislativa y desencadenó una sucesión de errores que pudo ser, de no mediar la responsabilidad política del Frente Amplio, un golpe de muerte a la sustentabilidad financiera de la ANV.

Durante el proceso de aprobación de la LUC, el Frente Amplio manifestó estar de acuerdo con la modificación de los plazos, pero con un estudio de los impactos que dichas modificaciones pudieran tener en el sistema jurídico y por eso votó en contra de su tratamiento express en la LUC. Lo ocurrido en la ANV pone de manifiesto que dicho estudio era totalmente necesario.

Una vez más quedan expuestas las dificultades del Gobierno para gestionar políticas públicas y los impactos negativos que esta forma de gobernar generan en la gente.

Manifestamos nuestro apoyo a la directora frenteamplista en ANV, Verónica Dodera, quien en el desempeño de su función informó de la gravedad del asunto.

En un presente de política de vivienda a la deriva, sin ninguna certeza sobre la disponibilidad de recursos para atender la problemática de los asentamientos, ni la construcción de nuevas unidades, el Gobierno puso en riesgo el sistema público de vivienda.

Lamentablemente, en este tema también se incumple lo prometido en campaña electoral.  Las 50.000 viviendas prometidas fueron “una forma de decir” y “asentamiento cero” fue “una meta aspiracional”. Además, no se conoce cuánto ni de que fuente saldrán recursos anunciados.

Los anuncios del gobierno son parte del problema y ninguna solución.

Descargar material adjunto