Jueves, 09 04 2020
(Tiempo estimado: 3 - 5 minutos)
Plan de contingencia

Dos modelos de país

El presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, se refirió a las propuestas incluidas en el Plan de Contingencia presentado al Gobierno Nacional en una entrevista radial para el programa “Según como se Mire” de San José.
Dos modelos de país Imagen 1

Miranda sostuvo que una de las propuestas del Frente Amplio es “crear un subsidio por un monto equivalente a un Salario Mínimo Nacional para los trabajadores que no se encuentran registrados en el Ministerio de Trabajo y en la Seguridad Social”. Explicó que “esto abarca a los trabajadores no subordinados, a los cuentapropistas, los que trabajan por la suya y a los que se encuentran en la informalidad”. Dijo que “casi un 25% de los trabajadores son trabajadores informales” mientras que en 2005 esa cifra era del 50%. “Es decir, uno de cada dos era informal” mientras que “hoy son uno de cada cuatro, pero sigue siendo un número relevante” reconoció.

Miranda considera que en este punto en concreto, “el Gobierno va en la línea correcta, en la medida en que sí establece subsidio” pero entiende que el subsidio es para algunas personas y “no abarca a la totalidad de los trabajadores no subordinados, sino a algunos y tiene alguna dificultad con la focalización en los informales, pero además, sobretodo porque la partida es insuficiente” consideró. “No es lo mismo un Salario Mínimo Nacional que duplicar la Tarjeta Uruguay Social” ejemplificó.  

En otro orden, mencionó el planteo que hace la fuerza política sobre el cobro de tarifas “en particular a la población más desventajada”. Explicó que lo que se propone en el Plan de contingencia presentado es “que no se le cobre la tarifa de UTE y OSE, que se difiera el vencimiento en cuanto al volumen del consumo básico, a familias de bajos ingresos y trabajadores que sean enviados al seguro de paro por causa de la pandemia, así como a las pequeñas y micro empresas que son las que más van a sufrir esto”. Sostuvo que “el gobierno anunció y salió un decreto de una exhortación a UTE y a ANTEL de que no procedan al corte de energía a algunos sectores de la población” pero para él, “una vez más: va en el sentido correcto pero nos parece que la medida se queda corta”. Con respecto al aumento de tarifas que empezó a regir desde el 1 de abril “entendemos que no se debía de haber realizado y esto incluso antes del establecimiento de la emergencia por el Coronavirus, nos parece que esto deteriora la situación” indicó.

En cuanto a las declaraciones del Presidente de la República en la conferencia de prensa en la cual sostuvo que no se va a gravar el capital, el presidente del Frente Amplio entiende que “esto tiene que ver una vez más con la mirada, no parece razonable que quien tiene capacidad contributiva no contribuya”. “No parece razonable que yo cree impuesto a los trabajadores pero no cree impuesto al capital” expresó. Y para ejemplificarlo dijo que de esta manera “un trabajador público que gana ochenta mil pesos líquidos va a pagar 10% de tributo pero una persona que tiene tres, cuatro, cinco mil hectáreas en producción no se le convoca a la solidaridad tributaria para hacer frente a la emergencia”, lo cual “no nos parece razonable, no lo acompañamos, no podemos estar de acuerdo. Ni qué hablar del capital financiero, ya no el capital productivo ¿no?” se preguntó.

Consultado sobre por qué el Frente Amplio no gravó el capital estando 15 años en el Gobierno, Miranda sostuvo que sí se gravó. “Uno puede decir que podría haberse aumentado la presión tributaria sobre algunos sectores del capital, pero sí se gravo” argumentó. Para Miranda “todo el sistema del Impuesto a la Renta tiene todo un capítulo de gravámenes de capital. Entonces sí se gravó”.

Del mismo modo que el capital ya está gravado, también están gravados los salarios de los trabajadores “y sin embargo aumentamos la carga tributaria ahora” solo para estos últimos, indicó Miranda y explicó que “lo que queremos decir es que si en situación de emergencia si yo voy a poner contribuciones extraordinarias por el período, me parece razonable que esas contribuciones extraordinarias también afecten a quienes tienen mayor capacidad contributiva y no que los excluya” pronunció. 

Miranda entiende el razonamiento de “no matar a aquellos que van a mover la economía” pero considera que “mover la economía no la mueve únicamente el capital privado” que a su vez “tiene mayor capacidad de contribución sobre todo contribución extraordinaria como se le acaba de exigir a los funcionarios públicos y a los jubilados que están por encima de cierto nivel de ingresos” argumentó.

Para el presidente del FA, “esto es expresión clara de dos miradas de la sociedad” y para él hay claramente “dos modelos de país”.

Se preguntó ¿quién responde cuando vienen los momentos de apriete? “Al que se le pide es al Estado” se le pide que “salga y respalde, pero cuando llegan las horas de bonanza de los privados, se dice, ahí dejemos el libre mercado” Es decir que para él “la libre competencia funciona mientras no tenemos situación de crisis pero siempre recurro al Estado” y citó el ejemplo de Francia, donde el discurso de su presidente Macrón “que viene de la tradición liberal” y sin embargo es “un discurso casi socialista en este momento, de intervención y participación enorme del estado”. “Creemos que hay cuestiones ideológicas en ese sentido, de miradas de la sociedad de quienes deben contribuir y cómo contribuir” culminó.