Jueves, 17 10 2019
2 - 3 min
Somos ejemplo

Ejemplo de buenas prácticas

La Organización de Estados Iberoamericanos eligió 16 experiencias educativas uruguayas como ejemplo de buenas prácticas
Ejemplo de buenas prácticas Imagen 1

La OEI destaca la educación pública uruguaya por la perspectiva de derechos humanos, la calidad educativa y la sistematización de procesos. En su libro “Rostros de la educación pública en Uruguay” narra diferentes historias detrás de 16 experiencias educativas que consideran ejemplo de buenas prácticas

El programa del Frente Amplio en materia educativa tiene más de 1000 experiencias renovadoras, implementadas y para implementar, permitiendo entre otras cosas, que se eduque con contenido mucho más cercano a las y los estudiantes.

También se pretende universalizar la educación para todos las y los jóvenes del Uruguay. El candidato a Presidente por el Frente Amplio Daniel Martínez hizo referencia al tema en entrevista en el programa “En la mira” en el que señaló que el cambio en esta materia no es sólo en lo formal, “el cambio es de qué forma educamos, e intentamos que los alumnos y las alumnas vayan entusiasmados a estudiar”.

Entre las experiencias reconocidas se destacan la de educación sexual en la formación permanente de docentes de educación inicial y primaria. Desde 2014 se propuso incluir estos temas como taller en el Instituto de Formación en Servicio que obtuvo muy buenos resultados.

La llegada de inmigrantes a nuestras tierras significó tambien realizar cambios fundamentales en matería educativa. Es por eso que la escuela Portugal de Ciudad Vieja, en Montevideo, una de las instituciones que cuenta con mayor cantidad de alumnos extranjeros, realizó intervenciones con padres, madres, alumnos y ex alumnos en dinámicas de escuela abierta.

El Plan Ceibal, implementado en el primer gobierno del Frente Amplio, está presente en el conjunto de experiencias de los estudiantes de baja visión, ellos fueron los primeros beneficiados de las adaptaciones que se hizo al primer modelo de XO.

La educación para personas privadas de libertad también se encuentra entre las politicas destacadas por este organismo. La experiencia del taller de huerta de la unidad penitenciaria 13 de Las Rosas, en Maldonado, en el que se logró restablecer la organización colectiva y la autonomía para los privados de libertad, mientras que se generaban alimentos saludables para consumo propio.

El seguir profesionalizando a las y los jóvenes, mediante el Bachillerato en Química Industrial de la UTU, el programa de jóvenes críticos de artes escénicas del Teatro Solís, y la integración de la escuela al barrio que hace la escuela 319 de Casavalle, son algunos de los logros destacados también por la OEI.

Para seguir avanzando en polítcas de educación que permitan la mejor formación e integración de la sociaedad, en octubre elegimos Daniel Martínez presidente.