Lunes, 30 09 2019
3 - 6 min
Propuestas

En octubre se plebiscitan dos modelos de desarrollo

Daniel Martínez y su equipo presentaron ocho iniciativas sobre economía, empleo y el sistema productivo.
En octubre se plebiscitan dos modelos de desarrollo Imagen 1

El pasado jueves 26 se llevó a cabo "Adelante Economía" en el Hotel Esplendor, donde Daniel Martínez presentó las propuestas para impulsar la economía y transformar el sistema productivo. 

En su intervención Martínez destacó al equipo que lo acompañó como un “Equipo formidable, diverso, con capacidad técnica y que ha demostrado que tiene un profundo conocimiento y que tiene propuestas".

El panel estaba conformado por asesores en economía y ambiente de la Campaña Martínez Presidente: el actual subsecretario del Ministerio de Economía y finanzas (MEF) Cr. Pablo Ferreri; el director de la Asesoría Macroeconómica del MEF, Ec. Christian Daude; el director de Recursos Financieros de la Intendencia de Montevideo, Ec. Juan Voelker;  el actual subdirector de la Oficina de Planeamiento y Presupuest (OPP), Ec. Santiago Soto; La Directora Ejecutiva del CoLAB - Programa Interinstitucional en Data Science -UTEC, ANII, Ceibal, Ec. Virginia Robano y la Licenciada en Ciencias Biológicas, Verónica Piñeiro.  

El hecho que Verónica Piñeriro, integrante del equipo asesor de ambiente del candidato frenteamplista, participara del panel, se debió a la clara convicción de Martínez de la necesaria incorporación de la dimensión ambiental a los proecsos de desarrollo.

A su turno, Piñeiro sostuvo que hay una clara determinación política en vincular los temas de ambiente a la actividad económica y al desarrollo.

Para Piñeiro, esto “es una lectura moderna de la realidad, es una lectura de un mundo que avanza y de procesos de deterioro ambiental que no esperan” aseveró.  

Para ella hablar de ambiente es hablar de una oportunidad distinta para el desarrollo y avanzar hacia un modelo de consumo y producción sustentable es el principal desafío económico del siglo XXI.

El Frente Amplio tiene “un fuerte compromiso con la protección del ambiente y el uso sustentable de sus recursos, se trata de un compromiso con la naturaleza y con una sociedad más justa y solidaria entre quienes hoy estamos aquí y quienes vendrán” reveló.

Piñeiro evidenció que poner el desarrollo económico por sobre el cuidado del ambiente y plantear al Estado como un “controlador pasivo”, como está planteando la oposición, solo ofrece bienestar para unos pocos y por un tiempo limitado. Por el contrario, para el Frente Amplio, el cuidado del ambiente debe estar en el centro del proyecto político, lo cual obliga a adoptar una visión transversal y de articulación de las diferentes áreas del Estado, obliga también a tener una mentalidad innovadora a la hora de asignar recursos y pensar estímulos y regulaciones.

Para Piñeiro, lograr ese Uruguay Sustentable, líder en cuidado del ambiente y en adaptación y mitigación del cambio climático, es un objetivo que podemos alcanzar con la decisión política y el liderazgo de Daniel.

Sostuvo que desde su comienzo, el proyecto político del Frente Amplio ha encontrado inspiración en las luchas de las nuevas generaciones, y en este contexto las y los jóvenes esperan señales del sistema político y un compromiso que les demuestre que hay voluntad de actuar ya para combatir la degradación ambiental.

Por su parte, Santiago Soto, habló de la orientación del proceso de desarrollo que va a impulsar el próximo gobierno del Frente Amplio.

Soto sostuvo que la transformación productiva sostenible requiere dar un salto en calidad, para él tiene que ver con una propuesta integral, para integrar a nuestros sectores productivos a las tendencias globales, a nuestros sectores existentes y también transformar a los nuevos sectores, a que se suman a las mega tendencias internacionales, signadas a la economía digital  y a la bioeconomía.

El actual subdirector de la OPP considera que sumarse a dar un salto a estas megas tendencias tiene como objetivo central  la generación y la expansión del empleo de calidad genuino, que pueda derramar en mejoras en bienestar para el conjunto de la población.

Hizo hincapié en  diez sectores estratégicos que serán los priorizados: la industria farmacéutica, la cadena forestar madera, las energías renovables, los alimentos, la tic, la producción asociada a las ciencias de la vida, las industrias creativas, los servicios globales y el turismo.

Para él Uruguay tiene una base previa, una potencialidad de dar este salto en calidad y sumarse a estas megas tendencias y consideró que este salto en calidad se logra con un fuerte liderazgo y con “un taburete de 3 patas”, donde las 3 son fundamentales para sostenerlo:

En primer lugar, un diálogo social entre el sector público, el privado y la academia, para poder generar sofisticación y productos que agreguen más valor.

En segundo lugar, la transversalidad,  que no es posible, sin abordar problemáticas que requieren plataformas de articulación de proyectos complejos, como lo es Transforma Uruguay.

Y por último, la creación del Fondo para la Transformación Productiva Sostenible, que no tiene impacto fiscal, porque va a provenir de las ganancias del BROU.

Para el economista y politólogo “en esta elección de octubre se está plebiscitando dos modelos de desarrollo , uno que cree que el camino que le queda a Uruguay por delante es el de un Estado mínimo, con bajos salarios y devaluación permanente” y otro “un camino a la trasformación productiva sostenible, donde en conjunto, con hojas de ruta consistentes, con una institucionalidad fuerte y con un instrumento tan potente como va a ser el Fondo para la Transformación Productiva Sostenible, vamos a poder dar ese salto hacia adelante y es el proyecto que impulsaremos con Daniel Martínez” y que vamos a poner en práctica desde el primero de marzo de 2020, cuando la ciudadanía seguramente elija por él en octubre y eventualmente en noviembre.