Viernes, 06 09 2019
4 - 7 min

Los 15 años de mejor distribución de la riqueza

El ministro de Trabajo y Seguridad Social concurrió a la Mesa Política del Frente Amplio para conversar sobre la situación del empleo en el país y de cómo lo que está en riesgo es la pérdida del salario y de las pasividades de los uruguayos. 
Los 15 años de mejor distribución de la riqueza Imagen 1

Para Murro, los temas de trabajo han pasado a ser un centro de la campaña electoral, “estamos ante un gran tema que no es el de la queja, que es el de la distribución de la riqueza” consideró, refiriendose a los reclamos de las Cámaras empresariales ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT). 

Relató a los presentes como en Uruguay los Consejos de Salarios existen desde 1943, pero cómo “nunca existió tanta negociación colectiva, pública y privada, como en los 15 años del gobierno del Frente Amplio, y nunca los resultados de la negociación colectiva fueron tan buenos para los trabajadores y los jubilados como en estos 15 años”.

Para el ministro, “la queja es el instrumento, pero el eje es cómo se distribuye la torta”. Estos 15 años son los 15 años de mejor distribución de la historia del país, y eso es a partir de las políticas del Frente Amplio. 

Explicó que la principal fuente de ingresos son los salarios y las pasividades para la mayor parte de la población y que en Uruguay los salarios y las pasividades están “felizmente atadas”, desde 1989 cuando el 83% de la población votó que las pasividades se ajustan por los salarios, “y somos uno de los poquitos países del mundo donde esto es así”. Explicó que en la mayoría de los países del mundo se ajustan por “decreto de antojo de los gobiernos, o por los precios o por otras variables, pero en el mundo hay menos de 10 países, en 200, que se ajustan por salarios”.  

Es por ello que los Consejos de Salario tienen un múltiple impacto, no solo para los trabajadores, sino también para los jubilados y pensionistas, “y si sumamos el millón seiscientos mil trabajadores y los ochocientos mil jubilados y pensionistas, sumamos 2 millones cuatrocientas mil personas adultas”.

El ministro sostuvo que “inicialmente Lacalle Pou, con la estrategia de evolucionar, venia disimulando su postura, pero en los últimos días empezaron a haber algunas definiciones”. 

“En el caso de Talvi, el desnudamiento es más claro, más preciso porque lo hace en una entrevista con Emiliano Cotelo, en En Perspectiva, dónde dice claramente lo que van a hacer”. Y “Si a esto le agregamos que ellos van a ser un gobierno de toda la oposición junta”, es más claro que antes, que lo disimulaban más, aunque después se unían para gobernar. 

Murro dijo que “si uno mira la historia de la negociación colectiva, hubo Consejos de Salarios de 1943 a 1968 hasta que el gobierno autoritario de Pacheco los elimina en 1968. “El autoritarismo, la predictadura, no sólo ataca los derechos humanos, sino que también ataca el bolsillo de la gente”, argumentó.

Desde 1968 a 1985 no hubo negociación colectiva durante el período autoritario y dictatorial. Liego “entre los acuerdos de la salida de la dictadura se dispone que se reimplantes los Consejos de Salarios y el gobierno de Sanguinetti cumple con eso y los reinstala hasta que en 1989 gana la elección Lacalle, que comienza a eliminarlos, lo que concreta hacia 1992, 1993.

“Cuando decimos sin negociación colectiva, decimos que hasta 2005 era legal en muchos sectores de actividad pagar los salarios de 1996 sin ningún ajuste, sin IPC, sin nada” indicó. 

“Cuando los reimplantamos en 2005, también los ampliamos a sectores que nunca habían tenido negociación colectiva, como el sector doméstico, los rurales, se amplía la negociación pública como nunca antes, no solamente en empresas públicas sino en la administración central, en  las intendencias, en el Poder Judicial” relató el ministro.

Murro fue enfático a la hora de decir que desde el año 2005 nunca hubo tanta negociación colectiva, pública y privada, y nunca mejoraron tanto los salarios y pasividades “hablamos de un aumento promedio del 55% de los salarios y pasividades” indicó. 

Asimismo comentó que por primera vez en la historia “empezamos a aumentar la pasividad mínima, además del aumento de enero, hay un aumento especial en junio, que nunca se había dado” de esta manera se triplican, en valor real, en poder de compra, las pasividades “lo que significa que ahora se puede comprar un 55% más de cosas que lo que se podía comprar en 2005” ejemplificó.

Consideró que la derecha, “mucho más claro en el caso de Talvi y más disimulado en el caso de Lacalle Pou, pero con el mismo objetivo y partiendo de la base que si ganan van a gobernar juntos” plantea “Consejo de salarios sí, pero” y considera que en el “pero” es dónde está el “cangrejo debajo de la piedra”. 

El Ministro contó que en el documento que las cámaras empresariales presentaron ante la OIT, que hoy sale publicado en un medio de prensa, “dice casualmente lo mismo que dicen Lacalle Pou y Talvi”. El texto expresa que Consejo de Salarios sí, pero que quieren volver a que los Consejos de Salarios fijen sólo mínimos por categoría. “Lo mismo que dice Pérez Tabó, asesor de Talvi”. Según lo cual el ministro entiende que “Con ese criterio no va a haber más aumentos generales de salarios”. 

Otro aspecto que se dice en el documento y que preocupa al ministro es que se expresa que se quiere discutir aumentos mínimos por categorías pero no se quiere discutir condiciones de trabajo. “¿Qué son las condiciones de trabajo? se preguntó, “significan descanso, horario, cláusulas para igualdad de oportunidades de género”, mediante las cuales “hemos logrado en estos 15 años que hoy tengamos 77% de convenios con cláusulas de género para luchar contra la discriminación y contra y el perjuicio a las mujeres” implica también que “no se hable de cláusulas de capacitación y cláusulas de salud laboral.

Para Murro a esto se agrega la otra posición, como dicen las Cámaras empresariales y uno de sus máximos representantes, Juan Mailhos, que sostienen que quieren negociación “voluntaria, bipartita y por empresa”, no por sector de actividad. Para él, voluntaria significa que “negocio cuando quiero”, “bipartita” que el Estado no participe, ósea que no haya escudo de los débiles, lo que para Murro va a generar caída de salario. El ministro entiende que bajo esas condiciones se negociará en aquellos lugares donde haya sindicatos importantes y sino no, no se negociará y que el Estado desaparece de su rol.  

“Si analizamos cuándo hubo y cuándo no hubo Consejos de Salarios, vemos a través de una serie de estudios que se han realizado, científicamente probados, que cuando hay consejos de salarios los salarios mejoran y cuando no hay, los salarios y las pasividades empeoran” sentenció el ministro. 

“Uruguay ha tenido muchos períodos de crecimiento económico” pero es “la primera vez en la historia que hay 15 años de crecimiento económico continuo” y además “en este período de crecimiento hubo crecimiento del salario y de las pasividades por encima de la inflación”. Si esto se relaciona a cuando hubo o no Consejos de Salarios, claramente  se ve cómo hay períodos de crecimiento económico con pérdida salarial a diferencia de lo que ha pasado durante los gobiernos del Frente Amplio. 

Por tanto, para Murro “lo que define es la decisión política, es la institucionalidad que esa decisión política genera”. “La institucionalidad es la negociación colectiva, que creamos por decisión política y eso genera mejora en el reparto de la torta, y esta es la discusión que está planteada” aseguró.