Jueves, 29 08 2019
1 - 2 min

Inversión en infraestructura

Uruguay habrá sumado 16.000 millones de dólares entre 2015 y 2022 en inversiones destinadas a infraestructura.
Inversión en infraestructura Imagen 1

Entre 2020 y 2022 capitales públicos y privados sumarán unos 5.000 millones de dólares para infraestructura, una cifra verdaderamente importante para el país, que implica unos 8 o 9 puntos porcentuales del Producto Bruto Interno (PBI).

La inversión del actual período de gobierno es una cifra histórica, que sumará 11.000 millones de dólares al finalizar el período.

Con respecto a las expectativas futuras, el subsecretario del Ministerio de Economía y finanzas y actual integrante del equipo asesor en materia económica del candidato a la Presidencia Daniel Martínez, sostuvo que “Hay señales positivas que permiten confiar en la agenda de crecimiento a mediano plazo, luego del acuerdo Mercosur-Unión Europea, que se refuerza con el tratado con la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC, también conocida como EFTA, por sus siglas en inglés), integrada por Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein”.

Asimismo el jerarca mencionó que la reducción en las tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos permite el retorno de inversores a los mercados emergentes, entre los que destacó a Uruguay, por la confianza que genera y por un indicador de riesgo país bajo en comparación con el de los países emergentes con grado inversor.

Ponderó la confirmación de UPM para construir su segunda planta de celulosa en Uruguay, por ser la inversión más grande de nuestra historia y la mayor de la empresa a nivel global, con una inversión de 3.000 millones de dólares, al mismo tiempo que valoró que la inversión pública en los próximos años incrementará el dinamismo logrado con las inversiones por infraestructura concretadas en este período de gobierno, que suman aproximadamente 11.000 millones de dólares, valor que catalogó como histórico.

En ese sentido, señaló que entre 2020 y 2022 habrá otra inyección en infraestructura por parte de los proyectos de participación público-privada aprobados en materia vial, educativa y ferroviaria, por unos 2.000 millones de dólares.

En otro orden, se refirió a que el país atraviesa el período de crecimiento más prolongado de su historia, pero que en los últimos tiempos esa dinámica se ha visto enlentecida. “Por lo tanto, retomar niveles mayores de crecimiento es absolutamente fundamental en el esquema de inserción internacional, juega un papel central”, sentenció.