Martes, 20 08 2019
3 - 5 min

Se aprobó la última Rendición de Cuentas del período

La Rendición de Cuentas y Balance Presupuestal, Ejercicio 2018, que tenía media sanción de diputados, fue aprobada en la Cámara de Senadores y pasa al Poder Ejecutivo para su promulgación
Se aprobó la última Rendición de Cuentas del período Imagen 1

El miembro informante por mayoría, senador Charles Carrera, hizo hincapié en “la función de la política económica a la hora de aprovechar las circunstancias, ya sean favorables o desfavorables”, “porque si algo lograron las administraciones frenteamplistas, fue justamente dejar atrás ese mito de que los éxitos o los fracasos en materia económica, dependen exclusivamente de factores externos” sentenció.

Y prosiguió diciendo que “esto lo digo, porque se llegó a decir en alguna oportunidad que la crisis de 2002 fue una cuestión exclusivamente importada del exterior, como una suerte de tormenta imprevisible que iba a generar una crisis de manera indefectible, independientemente de lo que el gobierno pudiera hacer al respecto” continuó.

Para el senador, “las políticas que se aplican en tiempos de bonanza económica, si son acertadas, pueden determinar mejores posiciones o posiciones no tan desfavorables, cuando los tiempos no son tan buenos”.

Carrera se refirió al contexto regional e internacional, y sostuvo que “la pesadilla argentina parece no tener fin” mientras que en Brasil, “si bien en el año 2018 la actividad económica cerró con un crecimiento del PIB de 1,1%, indicadores más recientes de actividad sugieren que la economía brasileña volvió a perder dinamismo”. Mientras que en Uruguay “debemos decir que más allá de las dificultades, el país ha logrado posicionarse en una situación de estabilidad”.

“En el año 2018, la economía uruguaya verificó un crecimiento del PIB de 1,6%. De esta manera, acumuló 16 años de crecimiento continuo, lo que supone -desde que se tiene registro- como el período de expansión de la actividad económica históricamente más largo de nuestro país”, indicó.

Para el senador, la “crisis en Argentina ya no nos afecta tanto como antes” por habernos desacoplado de la región. Y sostuvo que “este desacople es resultado de las políticas impulsadas por los gobiernos frenteamplistas”.

Asimismo mencionó otro indicador que es demostrativo del desacople y que pone en evidencia el manejo responsable que ha tenido el gobierno en materia económica, “es el indicador del Riesgo País”. Sostuvo que mientras “Argentina ha superado los 1800 puntos básicos de riesgo país (…), Uruguay tiene apenas 179 puntos”. “Esto significa que nuestro país ha reducido considerablemente los costos de financiamiento a los que debe recurrir para acceder al crédito, lo que se traduce en la confianza que genera Uruguay por su solidez financiera” resaltó.

“La economía uruguaya creció un 19% a partir de 2011, mientras que la brasileña creció un 0,4% y la argentina cayó un 0,6%”, argumentó el senador.

Con respecto al déficit fiscal, recordó que “el Uruguay tiene sobrada experiencia en materia de ajustes” y sostuvo que “Ya conocemos los “shocks de austeridad” que han sucedido en el pasado, las “motosierras” y las políticas que terminan exprimiendo los ingresos de los trabajadores”.

 “El Frente Amplio no cometerá los errores del pasado que nos llevaron de la crisis económica a la crisis social” sostuvo. “La máxima artiguista de que “los más infelices serán los más privilegiados” debe ser reafirmada en los momentos donde la economía muestra menores niveles de crecimiento y toda nuestra apuesta debe estar dirigida hacia el crecimiento”, indicó.

Carrera destacó “el acuerdo alcanzado entre el Mercosur y la Unión Europea” y “la instalación de la nueva planta de pasta de celulosa de UPM”, sostuvo que “esta inversión será la inversión privada más grande en la historia del país”, al mismo tiempo que “representa también la inversión más grande en la historia para la empresa lo que demuestra el grado de confianza en el país y sus instituciones”.

Carrera dijo que en todos estos años el Gobierno ha implementado políticas que han apuntado a lograr una mejor distribución del ingreso, demostrando que se puede crecer con justicia social, siendo esto un diferencial de los gobiernos frenteamplistas respecto de los Partidos que gobernaron este país luego de la salida de la dictadura. Recordó que en la década del noventa el país tuvo algunos períodos de crecimiento, pero eso no se tradujo en mejoras en la calidad de vida de las personas. “Me refiero en particular a lo que fue el gobierno de Luis Alberto Lacalle durante la década del noventa”, indicó.

“Hoy más que nunca y especialmente en este año electoral, debemos de ser fuertes defensores de nuestro sistema de negociación colectiva” indicó, “que sin temor a equivocarme constituye una de las conquistas más importantes de los gobiernos frenteamplistas” sostuvo. Para el senador, “cada mesa de negociación por Consejos de Salarios ayudó a consolidar un país más justo, donde se beneficien los empresarios que invierten, pero también donde se beneficien las y los trabajadores que crean riqueza”. “Los números hablan por sí solos” argumentó. “Entre el año 1989 y 1998 el salario creció el 3.35%. Sin embargo, entre el 2005 y el 2014, el salario creció un 51.51%. ¿Y el crecimiento del Salario Mínimo Nacional? En el período gobernado por la oposición cayó 26.5%, en el período gobernado por el FA creció un 251,4%” sentenció.

Para finalizar, el miembro informante destacó que desde 2005 se han abatido en forma progresiva los índices de pobreza e indigencia y que los gobiernos frenteamplistas se han destacado por las políticas desarrolladas en las diferentes áreas del Estado: educación, salud, vivienda, etc. “Este año, ante una nueva campaña electoral (…) se discutirá sobre modelos económicos y las perspectivas hacia el futuro” manifestó. “Nuestra consigna hacia el futuro implica defender todo lo hecho y seguir buscando soluciones a los problemas que quedan pendientes” culminó.