Lunes, 19 08 2019
1 - 2 min

Salud Pública de calidad

Hospital de Tacuarembó se destaca por realizar 30 neurocirugías por mes
Salud Pública de calidad Imagen 1

El Hospital Regional de Tacuarembó realiza 30 neurocirugías al mes. Esa cifra sólo es igualada por el Hospital Maciel. Con la adquisición del nuevo angiógrafo, se realizan intervenciones neuroquirúrgicas, cardiológicas y traumatológicas, evitando el traslado de pacientes, lo que reduce los fallecimientos.

El Hospital cuenta con más de 90 años de trayectoria. El Hospital de hoy es el resultado de un proceso de transformación tecnológico y de infraestructura.

En los últimos 15 años se desarrolló la atención primaria, los servicios básicos de medicina, cirugía, pediatría y gineco-obstetricia, y se agregaron elementos claves para salvar vidas en el tercer nivel de atención, de acuerdo a las necesidades del norte del país.

El Hospital recibe no solo a pacientes de Tacuarembó sino que también a pacientes provenientes de Cerro Largo, Artigas, Salto y Paysandú. Se trata de una zona de influencia que incluye a unas 400.000 personas.

En cuanto al abordaje a la infancia, la región pasó de una mortalidad infantil superior a 20 por 1.000 nacidos vivos hace 15 años, a registrar por debajo de 7 por 1.000 nacidos vivos, una de las tasas más bajas de América Latina. Esta baja se explica por el desarrollo de la Red de Atención Primaria, el CTI de niños y al banco de leche materna, el primero instalado en el interior.

En el tercer nivel de atención también se cuenta con un centro oncológico, inexistente hace 15 años. El mismo dispone de servicio de radioterapia, oncología médica y hospital de día. Allí se atienden pacientes de toda la región. Está próximo a instalarse un acelerador lineal de alta energía que permitirá tratar a usuarios de los sectores público y privado. En etapa de construcción está el nuevo policlínico y CTI.

El hospital también cuenta con tres alojamientos para pacientes y familiares: la Casa Ronald, la Casa de Hospitalidad y la Casa “Pablo Estramín”. Allí se hospedan, por ejemplo, mujeres embarazadas que residen en zonas alejadas y están próximas a iniciar el trabajo de parto o pacientes bajo tratamiento oncológico, y acompañantes de personas internadas.