Miércoles, 14 08 2019
2 - 3 min
Voto consular

Voto en el exterior, derecho humano

“Si bien es cierto que somos una democracia reconocida, tenemos la carencia del derecho al voto en el exterior”, expresó Roberto Chiazzaro, diputado del Frente Amplio.
Voto en el exterior, derecho humano Imagen 1

“El derecho fundamental a la participación política de las personas debe alcanzar a todos los ciudadanos independientemente si viven en el territorio o fuera de él”, señala la exposición de motivos del proyecto de ley que habilita el voto para los uruguayos y uruguayas que viven en el exterior.

Dicho proyecto tuvo el 13 de agosto ingreso parlamentario por parte de la Bancada de Diputados del Frente Amplio y tiene como objeto “regular el voto por parte de los ciudadanos uruguayos naturales y legales residentes en el exterior, así como establecer el voto a distancia para dichos ciudadanos”.

El mismo se nutre de una Comisión Honoraria presidida por el Instituto de Derechos Humanos creada por la Ley 19.654 sobre Derechos y Obligaciones Inherentes a la Ciudadanía, que dicta que ningún ciudadano o ciudadana pierde la ciudadanía por estar en el exterior.

En declaraciones, la diputada por el Frente Amplio, Lilián Galán indicó que “esta Comisión dio algunos insumos al poder político, que toma la Bancada del Frente Amplio para elaborar este proyecto de ley, en el sentido de que todos los ciudadanos tienen derecho al voto porque es un derecho humano”.

A pesar de que nuestro país es reconocido como una democracia plena internacionalmente “En la región somos el único país que no ha consagrado el derecho humano al voto en el exterior, pese a estar consagrado en el artículo 77 de la Constitución”, declaró también Roberto Chiazzaro, agregando que de 194 países del mundo son alrededor de 120 los que otorgan este derecho a los y las ciudadanas que residen en el exterior.

 “Es importante para un país como Uruguay tener un contacto con la comunidad  de uruguayos/as y de la diáspora. Debemos consagrar este derecho porque es de fundamental importancia para respaldar y consagrar una democracia como la que tenemos nosotros “, sostuvo.

El proyecto comenzaría a regir en el 2024 y será dirigido y reglamentado por la Corte Electoral. Para la aprobación del mismo, se buscará la mayoría especial de 2/3 para así consagrar un acuerdo nacional.

Permitiría que las y los ciudadanos naturales y legales residentes en el exterior puedan elegir Presidente, Vicepresidente, Senadores, y Diputados; así como votar en las elecciones departamentales, en referéndum y plebiscitos.

En otro orden, la diputada Lilián Galán explicó que este proyecto es totalmente diferente al que se puso en consideración de la ciudadanía en 2009 “porque no habla de un voto epistolar, sino que habla de un voto consular”.

“El 66% de la ciudadanía está de acuerdo con el voto en el exterior, no así con el epistolar porque no da las suficientes garantías como da el voto regido por la Corte Electoral”, agregó.

“El voto en el exterior es una promesa electoral, la agenda de derechos del Frente Amplio ha sido muy amplia y esto también es un derecho humano, vamos a seguir profundizando la agenda de derechos con esta ley que ha sido muy querida por todos los uruguayos y uruguayas y sobre todo en el mundo globalizado de hoy donde muchas personas viajan al exterior por estudio y trabajo”, finalizó Galán.