Martes, 16 07 2019
2 - 4 min
Histórica reforma

Ley Orgánica Militar

La Cámara de Senadores sancionó la Reforma de la Ley Orgánica Militar, vigente desde la Dictadura.
Ley Orgánica Militar Imagen 1

La miembro informante del Frente Amplio, Patricia Ayala, expresó que la nueva ley “Le da un marco legal a todos los derechos que la tropa tiene por normativa que no está actualmente bajo el amparo de la ley y todavía refuerza esto”.

En esta línea mencionó que actualmente “la tropa tiene contratos anuales que ahora por ley quedan establecidos que pueden ser hasta dos años, pero que luego de diez años en la función esos contratos van a ser automáticos. Actualmente esto no está establecido y genera mucha inestabilidad laboral”, resaltó la senadora frenteamplista.

Se trata de un debe que tenía el país con la Democracia. La nueva Ley implica un avance en derechos e igualdad, busca redefinir el papel que deben cumplir las Fuerzas Armadas de un Estado. Se apunta a la excelencia y a la profesionalización de la carrera militar, estableciendo ascensos transparentes por concurso y otorgando derechos a Militares con los que hoy no cuentan, tales como licencia por maternidad, paternidad, lactancia, estudio, etc. 

“A su vez los enmarca dentro de lo que es el funcionario público y esto lo hace beneficiario de todos los derechos que el funcionario público tiene hoy en día. Entonces para nosotros se está reforzando algo que la tropa debiera tenerlo ya desde hace mucho tiempo”, reafirmó Ayala.

Uno de los principales cambios es la derogación de las doctrinas de la Seguridad Nacional y Obediencia Debida, vigentes desde la dictadura Cívico – Militar, mediante los cuales se intentaban justificar las violaciones a los Derechos Humanos durante la misma. Con esta ley, se establece que ningún militar que esté bajo el mando del personal superior tiene que ampararse en la obediencia si eso implica una violación a los derechos humanos.

Otro de los cambios principales es la eliminación de los cuestionados Tribunales de Honor, que serán sustituidos por los Tribunales de Ética y Conducta Militar, cuyo cometido exclusivo será juzgar desde el punto de vista ético y moral, debiendo emitir sus fallos en un plazo máximo de 180 días.

Sobre este tema, Patricia Ayala explicó “hasta el día de hoy los Tribunales de Honor pueden obviar fallos judiciales, y los de Ética no podrán hacerlo. Además, todo lo que refiere al régimen disciplinario no estará a cargo del tribunal, sino que estará a cargo del mando superior”.

“Aquellos fallos que los Comité de Ética eleven al Poder Ejecutivo para su homologación, el mismo podrá homologar parte del fallo y si no está de acuerdo con otra no lo va a hacer y  puede convocar un Tribunal de Alzada”, agregó.

Sobre la reducción de cargos de oficiales generales y oficiales superiores, Ayala manifestó “Tenemos una pirámide de mando bastante desfigurada, producto de las formas que ha habido de ascensos, y esta ley establece un número máximo de oficiales generales y oficiales superiores en cada una de las fuerzas, para que luego desde ahí hacia abajo se vaya disgregando la pirámide en el correr del tiempo”.

“Para el ascenso solamente puede utilizarse la vía de concurso que tiene parámetros de acceso y tiene en cuenta distintos puntos, como por ejemplo, el legajo”

Se trata de una ley que fue muy trabajada, que forma parte de un proceso que inició el Frente Amplio en 2006, cuando comenzó el debate nacional sobre Defensa. En este proceso, ley de inteligencia y luego la Reforma de la Caja Militar. Ahora se da un paso más con la aprobación de la Nueva Ley Orgánica Militar.   

El proyecto se votó en general con 17 votos en 31. Senadores blancos y colorados votaron en contra.