Viernes, 21 12 2018
2 - 4 min
Aporte PCU

Estudiar para militar

Algunas experiencias acumuladas en la formación de la EsFA.
Estudiar para militar Imagen 1

Por supuesto que evitamos absolutizar el saber obtenido en los últimos 10 años durante los cuales hemos desarrollado un conjunto variado de actividades con el cometido de la formación ideológica de nuestra militancia. Esta tarea, que necesita de creatividad, esfuerzo y constancia se plantea en las nuevas condiciones del escenario político -que sin duda hay que describir e interpretar, sin fatalismos ni deslumbramientos producidos por formas nuevas de problemas no tan nuevos- , en las nuevas formas de pensar lo político y vivir la política, de fortísima, permanente y actualizada lucha de la derecha política y social internacional y nacional, desarrollando en toda las dimensiones de las relaciones de poderes (económicas, políticas e ideológicas) sus iniciativas para asegurar su condición de bloque dominante. Tal vez lo grave, no lo más grave, pero si indicativo de la gravedad del problema que afrontamos, sea los logros por la derecha a nivel de sentido común, haber avanzado en posiciones dominantes en la concepción del mundo de las personas, de sus modos de vida. Así la formación ideológica de la izquierda es contradictoria de la tendencia hegemonizante de la derecha.

Entonces, ¿qué hemos aprendido de nuestra experiencia e intentamos conceptualizar para hacerlo orientación de nuestros desafíos futuros? Podemos compartir con nuestro querido Frente Amplio el saber de la experiencia militante, un saber de la lucha.

1- Orientarse siempre, en toda la actividad formativa, por las exigencias que supone y concluye la relación teoría- práctica – su dialéctica- en las variadas expresiones de las luchas económicas, políticas e ideológicas: todo curso (simplificando con este término toda actividad formativa) sirve para militar y si bien contamos con el enriquecimiento personal de compañeras y compañeros, el sentido de la tarea es colectivo.

2 - Como síntesis de tanto debate respecto a qué es lo necesario saber para militar, primero que nada convencer y convencerse que es necesario militar -en la forma que sea, combinando la multiplicidad y no contraponiendo formatos y modos- y para ello saber relacionar lo actual y el fundamento.

3- Para enfrentar la tendencia individualista contemporánea, expresada en la dictadura del yo con el consiguiente debilitamiento de cualquier modelo de alteridad, la formación política e ideológica tiene que afrontar, debe afrontar, esta relación contradictoria sin duda, inevitable también: todo proyecto colectivo compuesto por sujetos singulares y colectivos pone en juego preferencias, intereses y finalidades diferentes pero que necesariamente se conjugan con universales: en el mundo claro que hay yo, también naturaleza y los otros.

Otros aspectos y no menores de este desafío son las relaciones entre vida privada y vida pública, representación política y acción de gobierno, libertad y disciplina y conciencia individual y colectiva. Entendiendo claramente, además, que todo contenido de conciencia es histórico.

4- Formar en y para todas las condiciones del desarrollo de los procesos históricos: momentos de defender al gobierno y enfrentar a la oposición, de criticarnos y autocriticarnos, de polemizar rigurosamente sin descuidar la fraternidad. Brindar los conocimientos y problematizaciones que habiliten la comprensión de estos momentos con la profundidad necesaria sin el dramatismo ni la amenaza de las rupturas solo apetecibles y significativas para el bloque de poder de las clases dominantes.

Resumidamente formar en la dialéctica, en la perspectiva del proyecto y el presente de tal manera que las emergencias y/o urgencias de la táctica no se traguen la estrategia y con ello la identidad de la fuerza política

5 - Dado que el proyecto contempla designaciones y promesas tales como “pública felicidad”, “liberación”, “emancipación”, “transformación de la realidad”, “transformación social profunda” y “sociedad más justa” todo ello referido a lo “alternativo”, es necesario abrir las significaciones polémicas o generar condiciones para pensar críticamente (es decir no dar por obvio, objetivar y precisar alcances y límites) nuestra perspectiva.