Viernes, 21 12 2018
3 - 6 min
 FORMACIÓN

Aporte Alianza Progresista

Escuela de formación del Frente Amplio

La Escuela de Formación del Frente Amplio (EsFA), tiene por finalidad, construir un grupo especializado de compañeros para definir grandes lineamientos e instrumentos de trabajo adecuados a brindar a los militantes del Frente Amplio y tal vez a públicos más amplios en un horizonte más lejano, para la interpretación de la realidad económica, social y política y la elaboración colectiva de lineamientos políticos de acción sobre la misma, en el sentido indicado por los acuerdos programáticos que la organización haya logrado, en cada momento histórico.

Resulta imprescindible comprender cuales son esos instrumentos sobre los que se debe trabajar. En la base está el manejo más amplio posible de la información social, económica y política disponible y la atención adecuada a los distintos medios de comunicación, a través de los cuales esa información llega a los interesados de la EsFA, a los militantes y simpatizantes del FA y a los ciudadanos, en general.

La información que llega al público es una mezcla de hechos más o menos objetivos, por un lado, y distintas interpretaciones que sobre los mismos se vierten por distintas vías. Es necesario aprender a separar los datos objetivos de las interpretaciones, para analizarlos ambos en cada momento y poder alcanzar la interpretación propia de cada militante o del Frente Amplio en su conjunto, que podrá coincidir con otras, o no. Además, si la información no fuera suficiente, es necesario buscar lo que falta.

Para llegar a ese nivel de desmenuzamiento de la información, no alcanza con tener la capacidad intuitiva que todos tenemos naturalmente por experiencia de vida; hay hechos históricos y contemporáneos, características de las sociedades y de los individuos, que determinan el curso de hechos actuales. Hay elementos de política regional e internacional, que influyen en forma directa sobre la realidad que se analice y que seguirán influyendo al día siguiente del análisis que podamos hacer. Por tanto, las interpretaciones de la realidad que hagamos y las políticas que definamos para cambiar esa realidad, deberán, no solo analizar el pasado, la historia más o menos reciente, sino también identificar las grandes tendencias de hechos que incidirán para lo que pase mañana, en el próximo año o en las próximas décadas.

Por último nunca estamos solos ante una realidad; hay otros actores, que con otros intereses, tendrán miradas distintas a las nuestras y entenderán que el curso de los hechos debe ir por caminos distintos a los que podamos identificar nosotros y que también van a estar influenciando sobre esa realidad. Por tanto, no solo hay que conocer la historia, las grandes tendencias que estarán incidiendo mañana, sino también prever como actuarán los demás actores que pueden incidiendo para modificarla.

En la descripción de los objetivos de la EsFA, no está solo la interpretación genérica de la realidad que se quiera analizar; los militantes, los legisladores, los responsables de áreas específicas de gobierno deben contar con, o incorporarlos si no los tienen, instrumentos específicos para el análisis de la porción de actividad económica, social o política sobre la que deban actuar, para orientar adecuadamente su accionar personal en la dirección acordada, programática, de la fuerza política. Por tanto, más allá de importantes aspectos técnicos de los que tales compañeros deben dotarse en cada área, deben también poder interpretar la realidad concreta con la que deben actual, para poderla transformar. Y eso hay que aprenderlo.

Así, la EsFA debe contribuir en forma sistemática, a dotar a la fuerza política de un cúmulo numeroso de militantes, capaces de aportar a la definición de grandes lineamientos políticos, de recoger las necesidades expresadas por distintos sectores de la sociedad en la búsqueda de la justicia y la equidad, incorporándolas a través de todos los intercambios democráticos posibles, a los instrumentos políticos o gubernamentales que ayuden a procesar los cambios definidos como necesarios y posibles en cada momento.

Ese gran proceso debe ser organizado, debe ser colectivo, amplio, democrático y debe dotarse de un buen nivel de especialización. Ese será el trabajo de la EsFA. Los grandes temas que debería asumir para lograrlo, deberían abarcar algún nivel de análisis y estudio sistematizado, de los siguientes elementos que han determinado, determinan o determinarán de alguna forma la realidad de cada día, sin desmedro de otros elementos más específicos que podrán definirse más adelante:

Manejo de la información: hechos objetivos e interpretaciones;

Historia del FA; historia uruguaya reciente (los partidos políticos y el movimiento popular), Historia de América Latina en el mundo;

Coaliciones y gobiernos de izquierda y populares en América Latina; características de los distintos procesos unitarios electorales o social/políticos. Unidad en la diversidad, unidad programática, como característica central del Frente Amplio.

Grandes tendencias ideológicas, del siglo XIX en adelante;

Conceptos de economía:

  • Economía familiar (Propiedad de los medios de producción/salario/consumo; responsabilidades sociales e intereses de cada sector),
  • Economía del Estado (recaudación y gasto, mecanismos de distribución del costo social y de los beneficios, redistribución de recursos y oportunidades);
  • Economía del País y su inserción internacional;
  • La enseñanza y la cultura promedio de la sociedad;
  • La organización del Estado: concepto de República, poderes constitucionales; democracia representativa; representaciones, evolución de la Constitución del Uruguay y sus contenidos.
  • Laicidad del Estado e historia de la laicidad como principio básico de la enseñanza.
  • Otros poderes: Organización militar, los medios de comunicación, la Iglesia, las organizaciones sociales (corporativas, sindicales, culturales, etc.), la cultura.