Lunes, 22 10 2018
2 - 4 min

Lo hecho y lo que queda por hacer

  • Una de las reformas estructurales de Uruguay en los últimos 13 años es la del cambio en su matriz energética, que nos permitió alcanzar la autonomía a partir del desarrollo de fuentes renovables, principalmente eólica. Gracias a esto somos ejemplo en la región y en el mundo.
  • Se creó y fortaleció el Sistema Nacional de Áreas Protegidas, que hoy representa al 70% de los paisajes de Uruguay y más del 30% de las especies amenazadas.
  • Uruguay avanzó en la construcción de políticas de conservación, acceso a la información ambiental y atención a las situaciones ambientales críticas como planes para la mejora de la calidad del agua y el estudio de mega emprendimientos para reducir su impacto ambiental
  • Se integró el tema ambiental como una dimensión estratégica en los procesos de desarrollo que junto a la mirada social y económica permiten a nuestro país avanzar en la lógica de un desarrollo sostenible.
  • El diseño de planes de acción para cuencas afectadas por exceso de nutrientes permitió garantizar a la población el derecho a servicios y bienes ambientales.
  • La implementación de medidas en el Santa Lucía ha permitido revertir la tendencia de aumento en la contaminación.
  • Se actualizó la Estrategia Nacional de Biodiversidad con énfasis en la integración de la diversidad biológica en los sectores, esto implica avanzar en la articulación entre conservación y desarrollo de actividades productivas, que reconoce la necesidad de proteger y conservar la base física de nuestro desarrollo
  • Se creó, mediante la ley Nº 19.147 el Observatorio Ambiental Nacional, que integra y disponibiliza toda la información ambiental generada en el MVOTMA. Consolidándose como una referencia en la región de este tipo de herramientas.
  • Se creó un sistema de denuncias ambientales vía web, para garantizar que cualquier persona, desde cualquier lugar del país pueda alertar sobre situaciones que atenten contra el ambiente.
  • Se promulgó la Ley de Bolsas que atiende un problema creciente de contaminación por plástico en cursos de agua y el medio urbano.
  • Se aprobaron la Ley de Ordenamiento Territorial y las Directrices Costera
  • Se promulgó la Ley de Política Nacional de Aguas de 2009 (Ley N° 18.610) y se elaboró el Plan Nacional de Aguas, un instrumento técnico político para la planificación y gestión de las aguas.
  • Se diseñó la Política Nacional de Cambio Climático, un instrumento, cuyo horizonte es el año 2050, que guía la profundización de las transformaciones que Uruguay viene transitando para hacer frente a los desafíos del cambio climático y la variabilidad tanto para la adaptación como para la mitigación a nivel nacional y subnacional.
  • Se elaboró el Plan Nacional Ambiental para el Desarrollo Sostenible, un instrumento estratégico y adaptativo que identifica los principales desafíos ambientales de nuestro país y traza las acciones para atenderlos.
  • Se envió al parlamento la Ley de Gestión Integral de Residuos que busca prevenir y reducir los impactos adversos de la generación y gestión de los residuos al tiempo que los reconoce como un recurso reutilizable y reciclable, capaz de generar valor y empleo.
  • Se realizaron modificaciones al código de agua para garantizar la protección de los humedales y los servicios que éstos brindan a la sociedad
  • Las competencias de Fauna fueron transferidas al MVOTMA, lo que repercutió en un redimensionamiento de la temática y el fortalecimiento del enfoque de conservación en la gestión de nuestra fauna silvestre

 Lo que queda por hacer 

  • Jerarquizar a nivel político e institucional la gestión ambiental en Uruguay
  • Atender de manera prioritaria el mejoramiento de la calidad ambiental del entorno en el que viven las poblaciones más pobres y vulnerables. En particular profundizar la resolución de temas como: saneamiento, residuos sólidos, drenaje pluvial e inundaciones, y contaminación atmosférica y acústica
  • Garantizar el cumplimiento de la normativa fortaleciendo el cuerpo inspectivo sobre ambiente y territorio con presencia nacional
  • Impulsar otros modelos de producción, apoyando decididamente y con compromisos concretos el desarrollo de la agroecología
  • Generar información de carácter estratégico para promover un desarrollo sustentable, creando un instituto de investigación ambiental
  • Avanzar decididamente hacia la incorporación de la dimensión ambiental en las políticas de salud a través de la Estrategia Integrada de Ambiente y Salud.

© Copyright 2018