Provocarnos a la reflexión

Jueves, 10 Agosto 2017 10:41

Seguimos apostando a discutir temas en profundidad para pensar en el futuro que estamos construyendo desde la izquierda.

El pasado martes ocho de agosto se llevó a cabo una nueva edición del Ciclo de Conferencias “Ser de Izquierda en el Siglo XXI” que organizan la Fundación Liber Seregni y el Frente Amplio.

En esta ocasión La Huella de Seregni recibió a Wei Qiang, Director General para América Latina y el Caribe del Departamento Internacional del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh), quien expuso sobre la Política exterior de China; y a Yang Xuedong, Director General del Centro de Traducción de Documentos del Partido, Buró de Compilación y Traducción del Comité Central del PCCh e investigador del Buró, quien compartió con el público presente sobre la nueva normalidad económica de China, los diseños estratégicos al máximo nivel y la filosofía del Xi Jinping sobre la profundización de la reforma.

Comenzando la jornada el Presidente del Frente Amplio que también preside la Fundación Liber Seregni, Javier Miranda, dijo que desde la Fundación se promueven este tipo de debates en la sociedad y que “La idea es recoger distintas sensibilidades en este ciclo de charlas sobre la reflexión de la  izquierda. Distintas sensibilidades además que tienen que ver con distintas miradas de distintas regiones”.

Miranda expresó que se sentía muy gratificado en términos políticos y en términos de amistad por la presencia de los compañeros del Partido Comunista de China y les agradeció por “Ayudarnos a pensar en colectivo, ayudarnos a construir este desafío que propone la Fundación Liber Seregni de traer el debate a la sociedad y el debate de ideas más allá de la coyuntura y, sobre todo, más allá del show, más allá del espectáculo”. 

Por otra parte, Agustin Canzani, Director de la Fundación, se refirió a que lo que hoy pasa en China determina la vida de uno de cada seis habitantes del planeta y que el proceso de modernización de la sociedad china tiene una magnitud “seguramente no igualada en el mundo de hoy y probablemente difícil de encontrar en otros momentos de la historia”. También reconoció que China “Plantea un  conjunto muy grande de desafíos desde una perspectiva de construir  lo que los compañeros llaman el ‘socialismo con peculiaridades chinas’” y que el estilo de pensamiento chino de “pensar el siglo que viene” es sumamente importante y valorable, y es en definitiva a lo que la Fundación Liber Seregni apuesta: pensar e imaginarse el futuro.

Helena Heinzen, integrante del Consejo Directivo de la Fundación, contó sobre el viaje de la delegación a China del que participó en abril de este año en donde se recorrió y conoció distintas realidades del país y que se centró en la lucha contra la pobreza en la que los compañeros están trabajando. “Con mucha modestia (los compañeros) nos querían mostrar su versión de la lucha contra la pobreza porque sabían que nosotros éramos una fuerza política que había llevado en el gobierno desde el 2005 los niveles extremos de pobreza de 39% a hoy que están en el 6,7%”.

Helena  celebró este Ciclo de Conferencias, y en especial esta instancia que además sirve para “Derribar barreras y prejuicios hacia lo chino que podemos tener desde lo occidental”.
Wei Qiang en su conferencia relató brevemente la historia de China que tiene más de cinco mil años pero que ha mantenido la cultura “sin alteraciones ni interrupciones”.

Con una historia de muy larga data que no está alterada en su esencia cultural destacó los principios de Independencia y Paz que son claves en su política exterior, a su vez acompañados por conceptos de cooperación, armonía y ganar – ganar, como elementos inamovibles.

Contó que no creen en las alianzas a la hora de hablar de política exterior pues piensan que “el juego del poder ya dejó de tener validez hace tiempo” y que consideran que “todos los pueblos del mundo, independientemente de sus tamaños y desarrollo, son soberanos de sus propios asuntos y pueden resolverlos (entonces) mejor que nadie”. Y remarcó que “China no se identifica con la lógica obsoleta de que países poderosos estén predestinados a buscar la hegemonía”.
En sus palabras, China apunta a relaciones internacionales entre potencias que se caractericen con un rechazo a la política exterior de poder, que vela por diálogo y la cooperación en vez de la confrontación, y por la asociación más que por las alianzas. 

En este sentido destacó que están trabajando en nuevos conceptos de seguridad en busca de una armoniosa convivencia que se enmarcan en los conceptos de comunidad, multidimensionalidad, integralidad, sustentabilidad y cooperación en los intereses compartidos y que les parece importante  “Establecer un sistema de seguridad tanto regional como mundial en base de la comunidad de intereses”.

Si bien China es el país en vías de desarrollo más grande y más poblado del mundo el “sueño chino” de prosperidad y modernización aún queda por realizarse y para esto se han trazado objetivos a corto y mediano plazo como la duplicación del PIB hacia el 2020 y de la renta per cápita del 2010.

Teniendo al desarrollo como “clave para resolver todos los problemas” Qiang relató que a mediados del siglo XXI se quiere alcanzar la modernización de manera próspera, segura, poderosa, democrática y civilizada. Y que “llevar cada vez más a fondo la reforma siempre va a ser tarea central”.

En asuntos internacionales, Wei Qiang expresó el deseo de promover la democratización “Para lograr desarrollo compartido entre todas las naciones, preservar el orden internacional post segunda guerra mundial centrado en el sistema de la ONU, apostar a misiones de paz, diálogo y cooperación de seguridad regional”.

Finalizó su exposición poniendo énfasis en una idea que consiste en consultar entre todos, construir entre todos y compartir entre todos para generar una plena conectividad con una coordinación política, que con una mejora en la integración física promueva un flujo comercial y financiero sin barreras con entendimiento entre los pueblos. 

También tuvimos la oportunidad de escuchar a Yang Xuedong, quien tiene un Doctorado en Política.Expuso sobre el crecimiento económico de China comparado con otros países. Así como la dificultad de una nueva cantidad de habitantes que suponen nuevos desafíos y nuevas maneras de organizarse que ha cambiado mucho la vida de la población de ese país por lo que se crean nuevas políticas constantemente.

Asimismo Yang también hizo énfasis en la importancia de la coordinación entre naciones, entre partido y gobierno y entre los diferentes grupos que hay en la sociedad. Mencionó que “Así como en el Frente Amplio, en China también mediante reuniones, unificamos conceptos y nuestros pensamientos. Planificamos mucho y medimos juntos la viabilidad”.

Visto 153 veces Modificado por última vez en Jueves, 10 Agosto 2017 15:17