Femicidio

Miércoles, 19 Abril 2017 10:57

El Senado uruguayo aprobó hoy por unanimidad un proyecto de ley por el que se modifican los artículos 311 y 312 del Código Penal para tipificar el delito de femicidio como un agravante del homicidio. El proyecto ahora pasará a la Cámara de Representantes para su discusión.

Uruguay es uno de los países de la región con mayor número de feminicidios respecto a su población, 22 mujeres fueron asesinadas en 2016 y en lo que va de 2017 ya hubo siete víctimas.
Pasar de los números a entender que detrás de estas situaciones hay violencia basada en género y atender esta situación es lo que llevó a la realización de este proyecto de Ley. Durante su exposición, la senadora Carmen Beramendi planteó "El concepto de femicidio es útil porque nos indica el carácter social y generalizado de la violencia basada en la inequidad de género y nos aleja de planteamientos individualizantes, naturalizados o patologizados que tienden a culpar a las víctimas, a representar a los agresores como “locos”, “fuera de control” o “animales” o a concebir estas muertes como el resultado de “problemas pasionales”. También nos ayuda a desarticular los argumentos de que la violencia de género es un asunto personal o privado y muestra su carácter profundamente social y político, resultado de las relaciones estructurales de poder, dominación y privilegio entre los hombres y las mujeres en la sociedad".

Por su parte, la senadora del Frente Amplio Daniela Payseé, destacó que esta tipificación “servirá como herramienta para revertir una situación dramática, que es una lacra que tiene la sociedad”. La ley modificará los artículos 311 y 312 del actual Código Penal y dispondrá, entre otras cosas, el agravante cuando se demuestre que el asesinato contra la mujer fue “por motivos de odio, desprecio o menosprecio, por su condición de tal”.

Para Payseé “una ley de esta índole es una cuestión simbólica fuerte contra los hombres que consideran a las mujeres de su propiedad”. Se considerará femicidio cuando se compruebe el asesinato relacionado con violencia física, psicológica, sexual, económica o de otro tipo, cuando la víctima se hubiera negado a "establecer o reanudar con el autor una relación de pareja" o cualquier conducta del autor que "atente" contra la libertad sexual de la víctima.

Asimismo, el proyecto original establecía el agravante de femicidio en presencia de menores de edad que tuvieran algún vínculo de familia o parentesco con el autor de la víctima.
Sin embargo, Payseé señaló que esto "no satisfacía" a la Comisión encargada de la redacción del proyecto y decidieron considerarlo "como agravante de homicidio" cuando este se realice en presencia de menores de edad, lo que implicará la incorporación del punto en el artículo 311 del código penal.

Visto 239 veces Modificado por última vez en Viernes, 21 Abril 2017 15:41